Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil destapa una trama de apuestas amañadas en el tenis

Se trata de una organización criminal de 10 personas que nada tienen que ver con el tenis pero ganaron medio millón de euros estafando con las apuestas en el tenis. Mientras ellos apostaban online , un tenista corrompido se dejaba perder en la pista vigilado por un miembro de la red. No eran partido completos pero, por un solo juego perdido ganaron hasta 10.000 euros. Al tenista le pagaban bastante menos, 1000 euros de media por amaño. A veces el intermediario les engañaba y se quedaba con el dinero.  Se trata de otro tenista de 22 años que hacía de conseguidor de tenistas para la trama. Aprovechaba su condición de deportista e intentaba captar a otros tenistas aprovechándose de sus necesidades económicas. Hay 7 deportistas detenidos que aceptaron, uno de ellos menor, con una brillante carrera. La mayoría andaluces. Y hay otros 7 que rehusaron la oferta.

Uno de esos tenistas que no aceptó, un joven madrileño, fue el que denunció en 2013, desde entonces la Guardia Civil ha investigado multitud de torneos. La investigación se llama Futures por los 17 torneos donde hubo amaños. Son campeonatos de dos categorías profesionales (Futures y Challenger) donde el ganador obtiene un premio de 1000 euros de media. Por ese motivo recuerda la Guardia Civil que hay que distinguir a los jóvenes tenistas que sucumbieron a la suculenta oferta por dinero, ya que el circuito es muy duro y necesitan mucho dinero para poder seguir torneando. Un dinero que muchos no tienen por sus familias. Esas jóvenes promesas que aceptaron algún amaño nada tienen que ver con tenistas ya más mayores que, sabedores de que no tienen futuro en la élite del tenis, deciden ganar dinero aceptando estos ofrecimientos.  En cualquier caso todos se enfrentan a un delito de corrupción en el deporte, con penas de 6 meses a 4 años. Los cabecillas de la trama además están acusados de estafa y pertenencia a organización criminal.