Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil detiene en Málaga y Almería a 11 personas y se incauta de más de 40 kilos de hachís

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han desarrollado una operación contra el narcotráfico en Málaga, Melilla y Almería que ha permitido desmantelar una organización dedicada a la introducción vía marítima de hachís y a su posterior distribución por todo el territorio nacional. La actuación se ha saldado con 11 personas detenidas de nacionalidad española y marroquí, cuyo ingreso en prisión ya ha sido decretado por el juez, así como con más de 40 kilogramos de hachís intervenidos.
Además, la Guardia Civil ha intervenido dos embarcaciones de recreo, medios de localización marítimos y terrestres, diferentes vehículos empleados para el transporte del hachís, un gran número de terminales de telefonía móvil e importante documentación incriminatoria, según ha informado la Benemérita a través de un comunicado.
En concreto, han sido detenidos cinco españoles, cuyas identidades responden a las iniciales de M.A.A., de 29 años; J.L.R.M., de 35 años; O.D.S., de 38 años; N.M.M., de 85 años, y E.N.L. de 22 años, y otros seis marroquíes, A.E.M., de 40 años; Y.H.D., de 24 años; O.B., de 35; L.E.R., de 30; I.A., de 32 años, y A.D., de 25.
Durante las fases de explotación de la operación se han practicado registros domiciliarios en varios domicilios ubicados en las provincias de Málaga y Almería. Con la operación ha quedado totalmente desarticulado este grupo delictivo.
OPERACIÓN
La operación se ha desarrollado entre diciembre de 2011 y julio de 2012, cuando el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Málaga y la Unidad Combinada de Vigilancia Aduanera de Málaga detectaron la presencia de una organización que ofrecía sus servicios para el transporte de hachís desde Marruecos a España en dobles fondos practicados en embarcaciones de recreo y su posterior distribución por el territorio nacional en vehículos, aceptando como pago por dichos servicios parte de la sustancia estupefaciente transportada.
La principal actividad de la organización consistía en realizar el transporte de la sustancia desde Marruecos a España. Para ello, disponía de embarcaciones de recreo, que eran frecuentemente cambiadas de puertos y varaderos de la provincia de Málaga, con el objeto de eludir el control de las Fuerzas de Seguridad.
Asimismo, durante el desarrollo de la investigación se pudo conocer que la organización contactaba con otros grupos para la planificación de los alijos que previamente le habían demandado, por lo que utilizaban una embarcación u otra según la cantidad de droga que tenían previsto transportar y cuya carga sería recibida en alta mar.
Continuando con la investigación, en marzo se detuvo a dos miembros de la organización cuando transportaban en un vehículo un fardo de hachís recibido en concepto de pago. Posteriormente, en junio se detuvieron otras seis personas vinculadas al grupo y se intervinieron 10 kilogramos de hachís.
No obstante, la organización siguió con su actividad y en julio organizaron un transporte de hachís vía marítima, para lo que trasladaron una de sus embarcaciones de recreo, habilitada con doble fondo, desde un varadero de Almayate, en Vélez-Málaga, hasta el puerto de La Caleta de Vélez, donde el día 24 de junio salió para recibir en alta mar, mediante trasbordo, una notoria cantidad de hachís.
HACHÍS HUNDIDO
Además, cuando la embarcación y sus tripulantes se encontraban a 20 millas de las costas malagueñas realizando el transbordo de hachís procedente de un barco nodriza, debido a la mala distribución de la carga, volcó, perdiéndose el hachís por hundimiento.
Por ello, tuvo que intervenir Salvamento Marítimo con medios aéreos para el rescate de los dos tripulantes y de la citada embarcación.
Tras resultar la operación frustrada debido al accidente, se practicaron registros en domicilios ubicados en las provincias de Málaga y Almería, que culminaron con la detención de 11 personas y la intervención de 44 kilogramos de hachís, además de diverso material.
En concreto, una embarcación de recreo, cuatro turismos y una furgoneta, elementos informáticos y de localización vía satélite, 46 terminales de telefonía móvil y diversa documentación incriminatoria.
La investigación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Málaga, la Unidad Combinada de Vigilancia Aduanera (DAVA) de Málaga y la Policía Nacional de Almería.