Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil desmantela en Murcia dos laboratorios de adulteración cocaína

Un coche de la Guardia Civil en un suceso. EFE/Archivotelecinco.es
La Guardia Civil ha desmantelado en la localidad murciana de Jumilla, en el marco de la operación "Pedrusco", dos laboratorios de corte y adulteración de cocaína, y ha detenido a cinco personas, han informado en un comunicado fuentes del Ministerio del Interior.
Las investigaciones se iniciaron el pasado mayo, después de que el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa Guardia Civil, con sede en Alicante, tuviese constancia de la existencia de una organización de narcotráfico asentada en Jumilla (Murcia), y dedicada al corte y adulteración de cocaína para su posterior distribución en la provincia.
El grupo desarticulado, integrado por dos españoles, dos colombianos y una boliviana, solía adquirir cocaína base, que después mezclaba y adulteraba de forma artesanal en esos laboratorios clandestinos, conocidos como "cocinas".
Una vez adulterado el estupefaciente, la cantidad de droga resultaba duplicada o triplicada, con el consiguiente incremento del beneficio tras su venta.
Los investigadores identificaron a dos miembros de la red, de nacionalidad colombiana, que fueron sometidos a vigilancia y se comprobó que, con asiduidad, visitaban un piso y un garaje de la localidad de Jumilla, así como una casa de campo en la partida de Alquería, en el mismo término municipal.
Durante esa vigilancia se identificó a otras personas, dedicadas a la distribución de los estupefacientes adquiridos, han indicado las fuentes, que han señalado que con los datos obtenidos se detuvo a L.F.H.A. y J.F.R.R., de nacionalidad colombiana; A.M.L. y J.M.G.Y., españoles, y S.G.V., originaria de Bolivia.
Así mismo, se practicaron siete registros domiciliarios, seis de ellos en Jumilla y uno en la partida rural "La Alquería", donde se intervinieron cuatro kilos de cocaína base, otros cuatro de metanfetamina, seis kilos de sustancias de corte, productos químicos y diversos utensilios empleados en la manipulación de la droga, así como 20.000 euros y tres pistolas de fogueo.
Las investigaciones, dirigidas por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Torrevieja (Alicante), han sido llevadas a cabo por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en Alicante, en colaboración con agentes del Puesto Principal de Jumilla de la Comandancia de la Guardia Civil de Murcia.