Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil detiene a cinco vecinos de Zaragoza por cultivo y distribución de marihuana

Cinco vecinos de Zaragoza, de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 25 y los 54 años, han sido detenidos en el marco de la Operación 'Vasallo', como integrantes de una organización criminal dedicada al cultivo, elaboración y distribución de marihuana.
En la actuación, se ha desmantelado un laboratorio construido específicamente para el cultivo de esta sustancia. A los detenidos se les imputan delitos contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal organizado, ha informado la dirección general de la Guardia Civil.
La operación se inició con la interceptación de una furgoneta que transportaba en su interior 1.260 plantas de marihuana, distribuidas en tres cajas de cartón y varias bandejas que estaban colocadas en armazones metálicos preparados para su perfecto transporte. La mercancía iba a ser recogida por otros dos miembros de la banda, que fueron detenidos 'in fraganti' cuando iban a recepcionar la mercancía.
Las investigaciones posteriores determinaron que la marihuana tenía como destino una nave anexa a la vivienda de uno de los ahora detenidos, por lo que se realizó un registro en dicho inmueble, donde fue localizado un invernadero perfectamente preparado para el cultivo de las plantas de marihuana.
El invernadero había sido construido por uno de los integrantes de este grupo delictivo junto con su hermano y dispone de sofisticados sistemas de extracción de aire, una compleja instalación eléctrica, riego por goteo, sistema antiincendios, climatización, ventilación y sistemas de humedad, además de fertilizantes para potenciar su cultivo y toxicidad, teniendo una capacidad para más de 3.000 plantas.
Posteriormente, se localizó al propietario de las plantas, que fue igualmente detenido. La Guardia Civil ha indicado que el cabecilla del grupo adquiría las plantas propiedad de uno de los ahora detenidos y otro componente de la organización se encargaba de su traslado.
MEDIDAS DE SEGURIDAD
El grupo actuaba guardando las medidas de seguridad necesarias para evitar ser localizados por la Guardia Civil, realizando el transporte de la marihuana durante la noche y utilizando en sus comunicaciones telefónicas terminales a nombre de otras personas, con la finalidad de no ser interceptadas.
La perfecta distribución de las plantas, en bandejas dispuestas sobre armazones metálicos, evidencia que podría no tratarse de transportes eventuales, sino habituales. Una vez cultivadas, de estas plantas se hubiera obtenido una importante cantidad de marihuana.