Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil recaba pruebas donde apareció la pareja muerta en Galicia para reconstruir los hechos

Agentes de la Guardia Civil prosiguen este fin de semana con la recogida de pruebas en la vivienda y su entorno donde este viernes fueron encontrados los cadáveres de una pareja, en la parroquia de Xuño, en el municipio coruñés de Porto do Son, para intentar reconstruir los hechos y determinar si se trató de un nuevo caso de violencia machista.
Fuentes de la investigación han indicado a Europa Press que los agentes trabajan en el lugar de los hechos "para componer el puzzle" y tratar de discernir cómo se desarrollaron los hechos que desembocaron en la muerte de Rosa R.R., de 57 años de edad, y Pedro P.P., de 50 años.
Mientras tanto, las autoridades están a la espera de los resultados de la autopsia que se les practica a los dos cuerpos en Santiago de Compostela para aclarar en qué circunstancias se produjeron los golpes que presenta el cadáver de la mujer y a qué o a quién fueron debidos, así como la sustancia que habría ingerido el hombre y que supuestamente acabó con su vida.
El cadáver de la mujer se encontraba en el exterior de la vivienda, debajo de una ventana, y el del hombre dentro de la casa. Los investigadores intentan determinar si la mujer se cayó de la ventana, si se arrojó o si fue tirada desde ella y si el hombre ingirió de forma premeditada algún tipo de medicamento.
INVESTIGACIÓN
Las conclusiones de la autopsia y las pruebas recabadas determinarán si este fue un caso de violencia machista y cuándo exactamente se produjeron las muertes. El caso lo lleva el Juzgado de Instrucción número 1 de Noia y en los archivos judiciales no constan denuncias de la mujer contra el fallecido por malos tratos.
El alcalde de Porto do Son (A Coruña), José Luis Oujo, también se encuentra a la espera de que se confirme si se trata de un caso de violencia machista para, si es así, convocar algún acto de repulsa, pero ha matizado, en declaraciones a Europa Press, que "hay que ser muy prudentes".
Los dos cuerpos fueron localizados a media mañana del viernes en una vivienda situada en la parroquia de Santa María de Xuño, después de que un familiar de la mujer fallecida alertase de que no sabía nada de ella desde hacía días.
La mujer fallecida era natural de Porto do Son y había perdido hace unos tres años a su hijo en un accidente en el mar. La mujer ahora convivía con el hombre cuyo cadáver fue encontrado en la casa.