Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil detiene a tres personas por maltrato de perros de caza

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, en el marco de la operación 'Asensio', desarrollada en la provincia de Toledo, ha procedido a la detención de 3 personas por la supuesta receptación de perros de caza para venderlos posteriormente.
En la operación se han recuperado 26 perros de diferentes razas de los que 8 de ellos habían sido robados en las localidades de Rielves y Lominchar (Toledo), Talayuela (Cáceres) y Cebreros (Ávila). A los detenidos se les imputan los delitos de maltrato de animales domésticos, receptación y apropiación indebida.
Las investigaciones comenzaron cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de varias denuncias en las que se ponía de manifiesto el robo de perros de caza por lo que los agentes del SEPRONA intensificaron el control de este tipo de perros, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.
Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron detectar cuatro instalaciones sospechosas ubicadas en las localidades de Fuensalida, Quismondo y Huecas que podrían estar albergando animales robados por lo que se estableció un dispositivo para proceder a la inspección simultánea de estas instalaciones.
Fruto de estas inspecciones, la Guardia Civil pudo comprobar que la mayoría de los perros hallados en el interior de las instalaciones carecían de microchip y que otros presentaban cicatriz en la parte izquierda del cuello, lugar donde habitualmente se implantan estos dispositivos identificativos. Asimismo, alguno de los animales presentaba mutilaciones estéticas realizadas de forma rudimentaria.
Como resultado de este operativo la Guardia Civil procedió a la detención de R.R.C., J.J.P.R. y M.R.L, tres hombres con edades comprendidas entre los 37 y los 53 años de edad y a la incautación de 26 perros de diferentes razas, la mayoría podencos y mestizos de éstos, así como de raza Galgo, Ratonero-Bodeguero Andaluz, Braco, Pachón y Jack Rusell Terrier.
Asimismo los agentes del SEPRONA comprobaron que de estos animales intervenidos, 8 procedían de robos cometidos en distintos municipios. En la provincia de Toledo 4 fueron robados en la localidad de Rielves y 1 en Lominchar, 2 en el municipio cacereño de Talayela y 1 en la localidad abulense de Cebreros.
Igualmente, se ha podido comprobar que los detenidos receptaban los animales robados para venderlos posteriormente o cruzarlos para obtener camadas de perros y conseguir incrementar sus ventas.
En dos de las instalaciones inspeccionadas los perros que se hallaron en el interior se encontraban en pésimas condiciones higiénicas sanitarias y presentaban diversas enfermedades en la piel como leishmaniasis, alguno en estado muy avanzado. Asimismo, los agentes continúan realizando gestiones para averiguar la procedencia del resto de los animales intervenidos.
MALTRATO ANIMAL EN 2015
A lo largo del 2015, la Guardia Civil constató 476 casos de infracciones penales en el territorio nacional, relacionadas con el maltrato animal o abandono de animales que motivaron la detención e imputación de 308 personas.
Los animales mas afectados por las conductas asociadas con el maltrato o abandono de animales han sido los perros y los équidos.
Respecto a otras conductas similares contra la normativa sobre animales de compañía, hay que destacar que durante el 2015, la Guardia Civil ha impuesto un total de 10.793 infracciones administrativas.
La Guardia Civil ha puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Torrijos las diligencias instruidas por este operativo.