Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez del "caso Gürtel" interroga a dos testigos sobre adjudicaciones en el Ayuntamiento de Boadilla

El líder de la trama, Francisco Correa. EFE/Archivotelecinco.es
El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid instructor del "caso Gürtel", Antonio Pedreira, ha interrogado hoy a dos empleados de la Empresa Municipal de Suelo de Boadilla del Monte sobre las presuntas adjudicaciones de este Ayuntamiento a empresas del líder de la trama, Francisco Correa.
Miguel González Martín e Isabel Fernández Chacón de Lucas han comparecido en calidad de testigos a petición de la Fiscalía Anticorrupción.
Tras ellos Pedreira ha tomado declaración a Javier Tudela de la Concepción, un empresario que ha tenido relación comercial con el presunto líder de la trama de corrupción ligada a cargos del PP.
Ésta es la primera diligencia que practica el instructor del "caso Gürtel" desde que el lunes remitiera al Tribunal Supremo una exposición razonada en la que solicitaba a este órgano que se haga cargo del caso ante los indicios de delito en la actuación de tres parlamentarios nacionales y europeos del PP.
Según las investigaciones realizadas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón antes de inhibirse en favor del TSJM, Correa convirtió el Ayuntamiento de Boadilla en su "centro de operaciones" después de perder el favor de las autoridades de la localidad de Majadahonda, desde la que operaba anteriormente.
Una vez en Boadilla, Correa "colocó a personas de su confianza en puestos clave, entre ellos a Tomás Martín Morales como asesor del alcalde y posteriormente como vicepresidente de la Empresa Municipal de Suelo y Vivienda, y a Alfonso Bosch -diputado en la Asamblea de Madrid y uno de los aforados imputados- como gerente de la citada empresa", señalaba Garzón en uno de sus autos.
El magistrado añadía que "el alcalde Arturo González Panero era controlado también por Francisco Correa".
El pasado día 9, González Panero compareció ante Pedreira, que le impuso una fianza de 1.800.000 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias en las que pudiera haber incurrido con su actuación en el seno de la trama.
En la contabilidad de la Caja B de la trama se recogen supuestos pagos al ex alcalde de Boadilla que ascienden a 510.000 euros, realizados a través de Martín Morales.
Según Garzón, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte habría participado en la adjudicación directa de contratos a la empresa de Correa Town Consulting SL, la actual Easy Concept Comunicación SL, así como en la adjudicación del proyecto de la construcción de la ciudad deportiva de Boadilla del Monte a la empresa Hispánica.