Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacer cambios "relativamente pequeños" en la ingesta y gasto energético puede servir para evitar ganar peso

La pérdida de peso exige grandes cambios de conducta pero, para prevenir su aumento, basta con cambios "relativamente pequeños" en la ingesta y el gasto energético, según un estudio analizado en el VI Congreso de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN) que se celebra estos días en Valencia.
Dicho trabajo ha destacado que algunos de estos cambios pueden ser reducir la ingesta de 100 calorías diarias y aumentar la actividad física (en la mayor parte de los casos).
"El cuerpo humano funciona mediante un complejo sistema de control fisiológico que hace que los componentes de la ingesta y gasto energético no se puedan alterar de forma individual sin cambios compensatorios en el otro elemento", ha afirmado Pilar Riobó, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, y una de las expertas participantes en el Simposio.
Como ha recordado esta experta, el organismo está preparado para funcionar con una ingesta limitada de alimentos y ejercicio suficiente y no al contrario, como sucede actualmente en muchos casos.
"Es necesario que el conjunto de la dieta sea variada, moderada y equilibrada, que tenga en cuenta las necesidades de cada persona, y que se acompañe de un estilo de vida que incorpore actividad física diaria", ha afirmado.
Además, la actividad física es otra de las herramientas con mayor potencial para prevenir la obesidad, ha apuntado Marcela González-Gross, catedrática del Departamento de Salud y Rendimiento Humano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte-INEF de la Universidad Politécnica de Madrid.
"Comprender cómo funciona el equilibrio energético en nuestro organismo, y formar a la población en este sentido, son la base para la creación de estrategias de reducción de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad más efectivas", ha defendido esta experta.
Ambas participantes en el Simposio han respondido además a diversas cuestiones realizadas por el director del área de Nutrición y Salud de Coca-Cola Iberia, Rafael Urrialde, sobre el concepto de balance energético y salud en un formato basado en preguntas-respuestas, que ha permitido además ahondar en aspectos puramente científicos de una forma más comprensible y divulgativa.