Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan veneno en Cordovilla de Aguilar (Palencia), donde se encontraron restos que podrían ser de oso pardo

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) ha detectado la presencia de veneno en el paraje de Cordovilla de Aguilar, en el norte de la provincia de Palencia, donde la semana pasada se hallaron restos de animal, huesos y pelo, que podrían ser de oso pardo.
En un comunicado, Fapas ha asegurado que la perra adiestrada para detectar restos tóxicos se sitúo cerca de un río, lo que constituye una característica de muertes por envenenamiento en fauna silvestre "y muy especialmente con los osos", que tras ingerir el veneno suelen acudir a cursos de agua para beber.
Sin embargo, la presencia de restos de veneno no solamente fue localizad en la zona del arroyo, "posiblemente derivados de la ingestión y la posterior descomposición del cadáver" sino que había "clara" presencia de veneno "al pie y en lo alto de árboles así como debajo de varias piedras", lo que podría ser un claro indicio de intencionalidad "de que el veneno afectase principalmente al oso".
"La presencia de otro oso muerto en la zona oriental es un duro golpe para la conservación de la especie en la Cordillera Cantábrica", asegura Fapas antes de precisar que se suma a las muertes que se suceden año tras año "sin que existan mecanismos de prevención o persecución de estos delitos en la Comunidad Autónoma de Castilla y León".