Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan un hombre muerto por arma blanca en el interior de una vivienda de Logroño

El cadáver de un hombre de 44 años ha aparecido esta mañana en el interior de una vivienda situada en el número 15 de la calle Ronda de los Cuarteles de Logroño. Cerca del cadáver, según han confirmado fuentes cercanas, se ha encontrado un arma blanca, que podría ser un cuchillo, por lo que todo hace indicar que la muerte ha sido de forma violenta.
La víctima, de nacionalidad ecuatoriana, vivía en el segundo piso de la vivienda acompañada de otro hombre que, en estos momentos, se encuentra en paradero desconocido.
LOS LADRIDOS DE UN PERRO ALERTARON A LOS VECINOS
Según la reconstrucción de los hechos, fueron los propios vecinos los que durante la madrugada de este viernes llamaron a la policía al oír los insistentes ladridos del perro que convivía con la pareja. Tras avisar a las autoridades oportunas, los bomberos se acercaron a la vivienda y, al no contestar al timbre, accedieron al interior de la casa por el balcón. Una vez allí localizaron el cadáver de este hombre que, al parecer, vestía ropas femeninas.
El levantamiento del cadáver se ha producido pasadas las 04,00 horas de esta madrugada y durante la mañana de este viernes el movimiento en el edificio ha sido constante. En estos momentos, el domicilio se encuentra precintado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño.
Según han confirmado algunos de los vecinos del inmueble, la pareja llevaba alrededor de seis meses viviendo en ese domicilio en donde, al parecer, era constante "el ir y venir de numerosas personas sobre todo, en días concretos" por lo que muchos creían que "podría servir también de piso de compañía o casa de citas".
Además, los propios vecinos ya habían llamado en anteriores veces a la Policía alertando de "ruidos" en dicha casa que impedían dormir por lo que "desde que llegaron siempre ha habido algún problema con ellos".
Los vecinos que se han mostrado muy sorprendidos por el suceso han indicado también que, en los últimos días, "la víctima parecía que no se encontraba demasiado bien".
Por su parte, los trabajadores de establecimientos cercanos al domicilio han indicado que estas dos personas "eran conocidas por el barrio" pero, a pesar de que parecía que vivían solos, "siempre llegaba más gente y tenían muchas visitas" por lo que de momento, los datos sobre el suceso y, a pesar de que se está buscando al compañero de piso de la víctima, no hay cerrada ninguna hipótesis.
Finalmente y según fuentes cercanas a Europa Press, en estos momentos la Policía se encuentra investigando el suceso para el que se ha decretado secreto de sumario.