Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hierro registra dos temblores de más de tres grados en las últimas 24 horas

Los habitantes de El Hierro no dejan de sentir los temblores de la tierra. Foto: Reuterstelecinco.es
La red de vigilancia volcánica de seguimiento 24 horas del Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha confirmado a la dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) que durante el pasado viernes 28 de octubre se localizaron 63 sismos, dos de ellos sentidos por la población, con una intensidad máxima de II III. La magnitud máxima registrada fue de 3.3 en la escala de Ritcher.
Salvo un movimiento, registrado al oeste del municipio de El Pinar, el resto de epicentros están situados al norte de la isla, en la zona de El Golfo, alineados en dirección NNW SSE desde el mar, a unos 12 kilómetros de la costa, hasta el centro de la isla. La profundidad de los eventos oscila entre los 16 y 26 kilómetros.
En cuanto a la señal del tremor indicar que ha continuado en niveles similares a días anteriores, y la deformación, en el sur de la isla muestra una remisión en la dirección Este y un ligero aumento en dirección Norte. La deformación en el norte de la isla se mantiene estable.
Asimismo, y debido a las corrientes y al fuerte viento, la mancha provocada por la erupción submarina alcanzó Arenas Blancas al noroeste de El Golfo.
En este punto, cabe recordar que la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias trasladó a la dirección del Pevolca, la recomendación de no realizar el baño en las zonas afectadas por la erupción volcánica, hasta que los científicos den por finalizado dicho fenómeno.
Tras los análisis realizados, y una vez valorados los resultados, se comprueba que para el pH, las medias son algo inferiores a los datos normales en este tipo de aguas. El resto de valores paramétricos se consideran normales, excepto *en el caso de los sulfatos que superan los valores medios existentes en el agua de mar.
Mientras dure el proceso se ha programado la toma de muestras de agua de mar así como de peces, para la realización de un seguimiento continuo de los parámetros afectados.