Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reina de Holanda decide mantener su agenda pública

La reina Beatriz de Holanda va a mantener su agenda pública, de modo que la semana próxima participará en los actos conmemorativos del Día de la Liberación, que tendrán lugar en Amsterdam y Wageningen (este del país) los días 4 y 5 de mayo.
Tanto la soberana como el príncipe heredero, Guillermo, y su esposa, Máxima asistirán a las celebraciones, según ha confirmado la Casa Real, informa hoy el diario holandés De Telegraaf.
En cualquier caso, las autoridades van a elevar las medidas de seguridad, aunque sin impedir el acceso al público, explica el rotativo.
Los miembros de la Familia Real presenciaron a pocos metros de distancia el intento de ataque perpetrado el pasado jueves por un conductor que trató de embestir con su coche el autobús en el que viajaban, durante la celebración del Día de la Reina en la ciudad de Apeldoorn (a unos noventa kilómetros de Amsterdam).
El vehículo se saltó el perímetro de seguridad y atropelló al público que esperaba al paso del convoy real, causando siete muertos, incluido el agresor, y diez heridos, de los que uno continúa en estado crítico.
El conductor, un hombre de nacionalidad holandesa de 38 años, había perdido su trabajo y confesó a la Policía que su ataque iba dirigido contra la Familia Real, aunque no detalló sus motivos.
Las autoridades han anunciado la apertura de una investigación para averiguar qué falló en el dispositivo de seguridad.
Los medios holandeses también se preguntan hoy sobre el futuro de las celebraciones del Día de la Reina, después del trágico suceso del jueves.
Todos los 30 de abril, fecha de nacimiento de la reina Juliana, la madre de la soberana, los holandeses se echan a la calle vestidos con complementos naranjas (el color de la Casa Real) y tienen lugar conciertos, desfiles y otros actos festivos en todas las ciudades del país.