Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hombre de 40 años que circula por casco urbano, el más proclive a sufrir un accidente de tráfico con esguince cervical

El perfil de la mayoría de los casos de accidente de tráfico con lesión cervical en España corresponde a un hombre de unos 40 años que circula por casco urbano en día laborable, según se desprende de un estudio de la Cátedra AXA de la Universidad Carlos III elaborado para el Centro de Estudios PONLE FRENO-AXA de Seguridad Vial.
En concreto, el estudio pone de manifiesto que los hombres sufren el 69 por ciento de los casos de accidentes con esguince cervical, frente a un 31 por ciento de mujeres. La media de edad del conductor en el vehículo que impacta es de 45 años, mientras en el caso de las mujeres es de 37 años.
Sobre la reincidencia, apunta que el en 52,8 por ciento de los casos las personas mayores de 40 años y las menores de 20 son reincidentes, mientras que las que se encuentran entre los 21 y 40 años tienen un índice de reincidencia del 38 por ciento.
Además, el coste medio de la reparación para el vehículo responsable del accidente es de 2.038 euros frente a los 1.224 del vehículo contrario y cuando se trata de un alcance trasero, el vehículo que impacta tiene un importe de gasto de 442 euros, entre el paragolpes y faro, frente a los 224 euros que tiene el vehículo que recibe el impacto, que sufre daños en los pilotos.
El importe total del siniestro, que hace referencia a los pagos por indemnización y el importe de reparación tanto en el vehículo que impacta como en el que recibe el impacto en la parte trasera, oscila entre los 5.700 y los 6.400 euros.
Por otra parte, cuando se produce un esguince cervical, en el 50,70 por ciento de los casos la lesión es grave, en el 25,20 por ciento media y en el 24,10 por ciento leve, situándose la media de rehabilitación 48,13 días. Además, las mujeres tienden a sufrir casos de mayor gravedad, mientras los hombres sufren con frecuencia lesiones medias y bajas.
Por edades, las mujeres de entre 20 y 40 años sufren accidentes de gravedad media, mientras que las menores de 20 años y las comprendidas entre 40 y 55 años tienen accidentes de gravedad alta. En el caso de los hombres, son los más jóvenes los que tienden a tener una gravedad alta, mientras que el resto presenta gravedades bajas.
En relación con los datos obtenidos por territorios, las comunidades autónomas que presentan gravedades superiores a los 45 días de baja son Murcia, Cataluña, País Vasco y Galicia, mientras que al contrario, Madrid e Islas Baleares presentan lesionados con menos de 15 días de baja.
Este estudio revela que el color del vehículo también está relacionado con los accidentes, siendo el vehículo impactado de color gris en el 20 por ciento de los casos y de color negro en el 14,5 por ciento. Mientras, los colores naranja, morado o marrón son los que reciben menos colisiones.
EL LATIGAZO CERVICAL
El 82 por ciento de los accidentes con esguince cervical se producen entre semana, mientras que el 18 por ciento restante se produce los fines de semana. Además, el 76 por ciento se producen en vías urbanas.
Para evitar lesiones graves, se aconseja a los ocupantes del vehículo ajustar adecuadamente la altura del reposacabezas; ajustar el respaldo; y situar el respaldo lo más vertical posible y no separar la espalda de él. En el caso del conductor, se recomienda prestar atención al retrovisor para poder anticiparse a un posible alcance trasero y tensar el cuerpo ante un posible choque.
Frente a estos datos, el director general del Centro de Estudios PONLE FRENO-AXA de Seguridad Vial, Josep Alfonso, considera que "hay que trabajar más en la sensibilización de la sociedad en seguridad vial". "Tenemos que prestar especial interés a colectivos como los jubilados con acciones de sensibilización y concienciación del daño que puede generar una colisión, aun cuando pensamos que es a baja velocidad".
Por su parte, el catedrático de la Universidad Carlos III Juan Romo cree que "este estudio demuestra la importancia de la colaboración público privada en la investigación que nos permita prever y minimizar el impacto social que tienen elementos como el esguince cervical desde el análisis estadístico".