Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital de La Candelaria (Tenerife) activa el 'código ictus' en 58 ocasiones en 2012

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, activó el 'código Ictus' en 58 ocasiones durante 2012, lo que permitió la asistencia urgente a personas que, tras una llamada al 1-1-2 o bien en el propio centro hospitalario, habían mostrado síntomas de haber sufrido un accidente cerebrovascular.
En una nota, la Consejería de Sanidad ha informado de que este código se activa mediante un aviso al 1-1-2 con el que se puede identificar "rápidamente" si un usuario sufre un accidente cerebrovascular para enviar el soporte urgente asistencial adecuado y trasladarlo de manera inmediata al hospital, donde el neurólogo responsable pone en marcha el proceso intrahospitalario de diagnóstico y preparación del cuidado médico necesario.
Un ictus o accidente cerebrovascular (ACV) es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro. "Cuando por diferentes causas las células del cerebro no reciben el aporte necesario de sangre pierden su función, se produce una hemorragia o infarto cerebral", ha explicado el neurólogo Antonio Medina, coordinador de la Unidad de Ictus.
Según ha apuntando, la consecuencia son síntomas como trastornos psicomotrices y de la marcha, cuadros de parálisis, dificultad o trastorno para hablar, entre otras, por lo que es "muy importante" activar el 'código Ictus' si se presencian estas señales, dado que el tratamiento médico que debe aplicarse para evitar trombos cerebrales tiene una ventana terapéutica limitada en el caso de la fibrinolisis.
Desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2013, el HUNSC tuvo que activar el protocolo de actuación ante un código Ictus 44 veces, un sistema de alerta que se puede iniciar tanto a nivel interno como extrahospitalario, donde el 1-1-2 desempeña un papel fundamental para que los pacientes atendidos lleguen adecuadamente al hospital.
UNIDAD PIONERA EN CANARIAS
La Unidad de Ictus del HUNSC fue la primera en crearse en el archipiélago y cuenta con 4 camas distribuidas en dos habitaciones preparadas para una vigilancia del paciente con accidente cerebrovascular las 24 horas, ofreciendo una monitorización y cuidados intermedios.
Tras más de una década de experiencia, ha podido atender de forma "eficaz y protocolizada" a todos aquellos pacientes que han sufrido un infarto o hemorragia cerebral mediante medidas terapéuticas para evitar lesiones cerebrales, potenciando la recuperación funcional del paciente y estableciendo el control de factores de riesgos identificados.