Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital Ruber Internacional realiza alternativas a la cirugía cardiaca convencional en estenosis aórtica

"Desde hace unos años realizamos un novedoso y avanzado procedimiento percutáneo en el tratamiento de la estenosis aórtica mediante la inserción de un 'Transcatheter Aortic Valve Implantation' (TAVI), el cual nos ofrece la oportunidad de tratar pacientes que son rechazados de la cirugía cardíaca convencional", ha afirmado el jefe de la Unidad de Cardiología Internacionalista del Hospital Ruber Internacional, el doctor Ramiro Martín de Dios.
"La mayoría de los pacientes de más de 80 años de edad, con estenosis aórtica severa, no pueden someterse a una cirugía abierta por el alto riesgo que conlleva. El paciente empieza teniendo fatiga, sensación de ahogo, molestia en el tórax, arritmias e incluso muerte súbita", ha explicado el experto. "Se calcula que un 7 por ciento padece estenosis aórtica, de mayor o menor gravedad, es decir, la válvula aórtica puede calcificarse y estrecharse y, por lo tanto, el corazón tiene cada vez más dificultades para trabajar", ha añadido.
"El procedimiento de reemplazo valvular aórtico percutáneo está indicado para pacientes de edad avanzada. Con unos resultados absolutamente satisfactorios, no requiere anestesia general profunda y supone una alternativa eficaz y segura para salvar y prolongar la vida de estos pacientes que son dados de alta a las 24/48 horas", ha afirmado el doctor Martín de Dios.
El doctor ha explicado en qué consiste el procedimiento: "a través de una pequeña incisión en ambas femorales, por la zona de la ingle, introducimos un sistema de guiado y transportamos plegada la nueva válvula hasta el corazón, quedando implantada en la válvula aórtica afectada. La nueva prótesis biológica empujará hacia los lados las valvas de la válvula enferma hacia las paredes de la aorta, por lo que la nueva válvula nos asegura un óptimo funcionamiento. El sistema de cierre de ambas femorales que utilizamos al finalizar el procedimiento es un novedoso dispositivo ('Prostar') diseñado para el cierre de punciones mediante el despliegue de suturas en el sitio de inserción arterial".
"La técnica es compleja", ha proseguido, "y para ello se requiere un equipo multidisciplinar, compuesto por médicos altamente cualificados y cirujanos con experiencia en las intervenciones más avanzadas y tratamientos quirúrgicos mínimamente invasivos en válvulas cardiacas con complicaciones", ha manifiestado el doctor Martín de Dios.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo. La mayoría de estas enfermedades pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo, como el consumo de tabaco, las diestas malsanas y la obesidad, la inactividad física y el consumo nocivo de alcohol.