Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital Virgen de la Luz de Cuenca adaptará "un año más" su actividad a la demanda asistencial del verano

El Hospital Virgen de la Luz de Cuenca adaptará "un año más" el número de camas, la actividad programada y las consultas durante los meses de verano, tal y como ha confirmado el delegado de la Junta en Cuenca, Rogelio Pardo.
Se trata de una medida que, en palabras del delegado, "se está llevando a cabo para poder organizar los turnos de trabajo ante la solicitud de las vacaciones estivales por parte de los trabajadores", según ha informado la Junta en nota de prensa.
En este sentido, ha recordado "que es habitual, en todos los centros sanitarios, que durante el periodo vacacional se produzcan ajustes asistenciales por la disminución de la demanda de servicios y de la actividad programada, por lo que no cabe crear ninguna alarma al respecto entre los usuarios". "Es más, este año el número de camas que se van a cerrar será de un 20 por ciento menos que en 2013", ha añadido.
Por lo tanto, según ha indicado, el cierre de camas durante el verano no es una decisión adoptada de manera excepcional sino "una práctica lógica y habitual, pues, una buena gestión sanitaria es abrir camas cuando se necesitan y cerrarlas cuando no". "Además, se aprovecha para revisar, pintar y realizar una limpieza en profundidad de los espacios afectados", ha afirmado Pardo.
Asimismo, ha resaltado que esta medida es completamente flexible, de tal manera que "en el caso de que hubiera que abrir alguna cama no existiría ningún problema para hacerlo, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, pues lo que se está haciendo es racionalizar los recursos sin que ello suponga un perjuicio asistencial para los pacientes".
En paralelo, se aplicará la directriz del Sescam, en la que se establece que los facultativos que tomen sus vacaciones de junio a septiembre, como en cualquier empresa, deberán ponerse de acuerdo para dejar cubiertos todos los servicios hospitalarios.