Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Identificado por primera vez en España un enterovirus D68 asociado a un caso de parálisis flácida aguda

El Boletín Epidemiológico Semanal de Aragón ha informado de la detección, por primera vez en España, de un enterovirus D68 (EV D68) asociado a un caso de parálisis flácida aguda (PFA), concretamente en un niño de 4 años residente en Zaragoza.
La infección, de la que se hace eco la Asociación Española de Pediatría (AEP) y publicado en el Boletín correspondiente a la Semana 01/2016, se ha dado en un niño de 4 años, residente en la ciudad de Zaragoza, correctamente vacunado frente a la polio, que ingresó en un hospital local el pasado 3 de diciembre de 2015.
El 16 de diciembre, el Laboratorio Nacional de Poliovirus (Centro Nacional de Microbiología) confirmó la detección de un EV D68 y la ausencia de poliovirus en las muestras estudiadas. El niño permanece gravemente afectado por una polineuropatía axonal motora difusa.
El Enterovirus-D68 (EV-D68) es un enterovirus no polio que comparte características biológicas con enterovirus y
rinovirus. Este agente de identificó por primera vez en 1962. Desde entonces se ha documentado su presencia, con baja incidencia, en diferentes lugares del mundo, siempre asociado a enfermedad respiratoria aguda, de gravedad variable aunque en general leves.
"Sin embargo, desde 2014 se han identificado con mayor frecuencia en EE.UU. y Canadá y asociados a enfermedad respiratoria grave con manifestaciones neurológicas también graves, en un buen número de casos", explica la AEP.
En Europa se ha identificado un enterovirus D68 con una frecuencia de entre 2 y 3 por ciento sobre todo en infecciones respiratorias en niños pequeños e inmunodeprimidos hospitalizados.
Puede propagarse de persona a persona, a través de la tos y los estornudos, por contacto cercano con personas infectadas, o al tocar una superficie contaminada. Tiene componente estacional con casos en verano y otoño. Provoca procesos agudos del tracto respiratorio, generalmente leves, que en ocasiones pueden ser graves y precisar hospitalización; ocasionalmente se presenta con síntomas neurológicos y raramente producen muerte.
CASOS DE PARALISIS FLACIDA AGUDA EN ESPAÑA
Según el Informe de Vigilancia de la Parálisis Flácida Aguda en España correspondiente a 2014, en ese año se notificaron 41 casos de PFA en menores de 15 años de edad. En todos los casos se estableció un diagnóstico definitivo, que en el 87,8 % de los casos fue de síndrome de Guillain-Barré. Los estudios microbiológicos fueron negativos para poliovirus en todos los casos, y todos, excepto uno, habían recibido, al menos, 3 dosis de vacuna antipolio.
El Sistema de Vigilancia de la PFA en España, puesto en marcha en 1988 (Protocolo de Vigilancia de la Poliomielitis, RENAVE 2013), persigue la identificación y el control de todos los casos de PFA en menores de 15 años de edad, así como de los casos en mayores de esa edad sospechosos de poliomielitis (viajeros a zonas endémicas, etc.).
Según el informe, pese a que todas las comunidades autónomas notificaron cero-casos regularmente, se estima que hay una notable infranotificación de casos de PFA (30-40 % de los casos). Uno de los criterios de calidad establecidos por la Organización Mundial de la Salud hace referencia a la capacidad para detectar enterovirus no-polio en los casos de PFA (en, al menos, el 10% de las muestras debería detectarse un enterovirus no-polio).