Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputado un hombre por el incendio de Solana (Ávila) ante "indicios claros" de provocar el fuego por venganza

Un hombre de 41 años cuya identidad responde a las iniciales E.S.G. ha sido imputado por un delito de incendio ante "indicios claros" de la Guardia Civil de que provocó el fuego registrado este mes en La Solana (Ávila) --comenzó el 18 de agosto-- para perjudicar a otra persona por venganza.
En concreto y según consta en un comunicado de la Guardia Civil recogido por Europa Press, los agentes, tras realizar diversas inspecciones oculares en la zona del fuego y tomar diferentes manifestaciones, encuentran "numerosos indicios racionales" de que el imputado pudiera ser el autor del incendio.
Al parecer, tras las investigaciones realizadas se pudo determinar que el ya imputado estuvo movido por la venganza para cometer dicho delito con el fin de perjudicar a su expareja sentimental. El fuego se produjo en una zona de pastos anexa al negocio de rutas a caballo que desde que lo dividieron era propiedad de su expareja. "De esta manera evitaría la competencia, ya que la obligaría a cerrarlo al no poder hacer uso de los pastos para mantener a sus caballos", argumenta la Benemérita.
Este incendio se inició el pasado 18 de agosto en la localidad de Los Loros, pedanía de Solana de Ávila y afectó asimismo a los términos municipales de La Cereceda, Santa Lucia, El Tremedal, Casas de la Vega, Becedas y Palacio de Becedas.
Por sus características fue necesaria la activación del Nivel 2 en varias ocasiones. Además, se tuvo que cortar la circulación en la carretera AV-100 entre los kilómetros 4 y 10,500.
Además, un total de 300 personas, vecinas del municipio de Palacios de Becedas, tuvieron que ser desalojadas a causa del incendio, de las cuales 90 fueron acogidas en el pabellón deportivo de El Barco de Ávila.
Según ha precisado este viernes el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, la imputación de E.S.G. se produjo en la jornada de ayer, jueves.
Tras reconocer que la lucha contra los incendios forestales es competencia directa de las comunidades autónomas, el delegado del Gobierno ha abogado por el trabajo de todos en la lucha contra cualquier tipo de negligencia y, sobre todo, contra la "imperdonable intencionalidad del hombre".
"Los incendios son una lacra contra los que todos tenemos que luchar", ha afirmado Ruiz Medrano, que ha aprovechado un encuentro con los medios de comunicación para hacer un llamamiento a la precaución y a la responsabilidad ya que todavía queda "mucho verano" por delante con días de "mucho riesgo" por lo que ha pedido la implicación de toda la sociedad para vencer ante los que "atentan" contra el patrimonio natural e, incluso, contra las vidas de las personas.
Ruiz Medrano ha puesto como ejemplo de estas "lacras" los tres incendios de mayor repercusión registrados en lo que va de año en Castilla y León, como el que se registró en la provincia de Hermisende (Zamora) en febrero que arrasó 2.329 hectáreas, el de La Solana con 1.000 hectáreas carbonizadas y el de Castrocontrigo (León) que se ha saldado con 11.724 hectáreas quemadas, con obligación, incluso, de desalojo de vecinos de la zona.
Según sus datos, hasta el día de ayer, jueves 30 de agosto, se habían registrado en Castilla y León un total de 906 incendios de más de una hectárea con 34.122 hectáreas quemadas, frente a los 926 incendios de todo 2011 cuando se quemaron 14.424 hectáreas, lo que supone un incremento del 125 por ciento en cuanto a la superficie quemada.
La extinción de estos fuegos han supuesto un total de 1.180 horas de vuelo por parte de los medios del Estado desde las bases de Matacán, Tabuyo del Monte, Rosinos de la Requejada, Puerto del Pico, Libia y la Unidad Móvil de Meteorología y la movilización de unas 160 personas.
Ruiz Medrano ha sumado a estos incendios el fuego registrado este mes en las dependencias del Ayuntamiento de León por sus "singularidades" y "enorme trascendencia".
El delegado del Gobierno ha asegurado asimismo que continúan las labores de investigación del incendio de Castrocontrigo (León) para lo que se barajan diversas hipótesis y ha expresado su deseo de que, al igual que ha ocurrido con el de Ávila, se pronto se pueda poner a disposición judicial al presunto o a los presuntos autores de este siniestro forestal.