Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Incautados 830 kilos de hachís al desmantelar una organización que introducía droga en Canarias

La Guardia Civil ha finalizado la 'Operación Horatio', desarrollada en Fuerteventura, y ha desarticulado un grupo criminal con la detención de seis personas, integrantes de una red dedicada al tráfico de estupefacientes entre Marruecos y las Islas Canarias, incautándose asimismo de un total de 830 kilogramos de hachís.
Según informa la Benemérita en una nota de prensa, las investigaciones se iniciaron el pasado abril tras tener conocimiento de la presunta actividad delictiva que estaba llevando a cabo un grupo asentado en la isla.
Así, tras establecer un dispositivo de vigilancia y control sobre los investigados se logró, en una primera fase, identificar a todos los supuestos miembros de la organización radicados en Fuerteventura, así como la forma de introducción de la droga en la citada isla.
En este sentido, los agentes comprobaron que trasladaban el hachís por vía marítima desde Marruecos a bordo de embarcaciones tipo semirígidas dotadas de alta capacidad de carga y maniobra.
ACORDABAN UN PUNTO EN EL OCÉANOS PARA EL TRASVASE DE LA DROGA
Una vez llegaban a un punto del océano, previamente acordado, la embarcación de transporte era esperada por una segunda embarcación de apariencia más corriente, como barcos pesqueros o embarcaciones recreativas, en la que se efectuaba el trasvase de la mercancía prohibida en dobles fondos de las mismas para su posterior introducción en la isla de Fuerteventura.
Por su parte, continuando con las labores de investigación, la Guardia Civil averiguó que durante el mes de agosto el grupo criminal había puesto en marcha los preparativos para la introducción de una partida de hachís en la citada isla.
Por ello se estableció un dispositivo operativo conjunto con agentes de diferentes unidades de la Guardia Civil, para interceptar la embarcación, detener a sus ocupantes e incautar su carga.
Finalmente el pasado día 22 del presente mes la embarcación arribó a una playa de Fuerteventura, procediéndose a la detención de un varón de nacionalidad extranjera así como a la incautación de 650 kilogramos de hachís que transportaba en la referida embarcación, los cuales fueron enterrados previamente en la arena, en un intento por ocultarlos hasta el momento de su traslado a su destino. A su vez, la embarcación también fue intervenida.
Además, los agentes tuvieron conocimiento de otro desembarco previo en otra playa, dirigiéndose posteriormente al lugar y hallando varios fardos de hachís, de un peso de 180 kilogramos, los cuales fueron igualmente aprehendidos. Esta nueva partida de estupefacientes se encontraba también oculta entre la vegetación y las rocas, aprovechando la orografía del terreno y los accidentes naturales.
EL GRUPO QUEDÓ DESMANTELADO
Con todo, las actuaciones anteriores derivaron en la detención, los pasados días 22 y 23, del resto de los integrantes de esta red criminal, residentes todos en la isla de Fuerteventura, cuatro varones de nacionalidades españolas y extranjeras y una mujer de nacionalidad española, desmantelando de este modo el grupo criminal investigado, practicándose además dos registros domiciliarios.
Las investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número Seis de Puerto del Rosario (Fuerteventura), ha sido llevada a cabo por agentes especializados adscritos al Equipo contra el Crimen Organizado (E.C.O.) de la Unidad Central Operativa, conjuntamente con el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (E.D.O.A.) de la Comandancia de la Guardia Civil de las Palmas, apoyados por diferentes unidades de Seguridad Ciudadana del Cuerpo con sede en la isla de Fuerteventura.