Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indígenas americanos proponen crear un Tribunal de Justicia Climática

Los indígenas de América acordaron hoy crear un Tribunal de Justicia Climática, una propuesta que será llevada ante las Naciones Unidas y que busca responsabilizar a multinacionales y países desarrollados por el cambio climático.
Esta fue la principal conclusión de una de las mesas de trabajo de la IV Cumbre Continental de Pueblos Indígenas, que desde el viernes se desarrolla en la ciudad peruana de Puno, y se trata de un esfuerzo encaminado a construir una Corte Penal Internacional Ambiental, según los delegados que realizaron el anuncio.
"Los pueblos indígenas debemos practicar nuestra filosofía de vida, que promueve el buen vivir en armonía con la naturaleza y exigimos a los países el cambio de sus patrones de consumo basados en el modelo capitalista", afirma el texto final de la mesa de debate.
El Tribunal de Justicia Climática se implementará, según explicó el peruano Miguel Palacín, uno de los organizadores de la cumbre, dentro del Tribunal Permanente de los Pueblos, que ya funciona, y se basará en tratados internacionales ya firmados por los distintos países para fijar justicia.
"En un primer momento se trataría de un tribunal moral, y cada país instalaría su sala propia, pero muchas veces un tribunal moral es más duro que uno penal, cuyas sentencias muchas veces no se cumplen", afirmó Palacín.
La propuesta de la creación de este tribunal será presentada en la Cumbre Mundial del Cambio Climático, que se celebrará en Dinamarca en diciembre próximo, y luego se llevará ante la ONU.
Durante una rueda de prensa, en la que estuvieron presentes representantes de pueblos de Bolivia, Perú, Brasil, Kenia y Canadá, se culpó a los Estados desarrollados de "una destrucción de la naturaleza que busca un enriquecimiento incomprensible", que luego "pagan" los pueblos indígenas.
"La lucha de los pueblos indígenas no es solo para ellos, saben que el caos del universo lo vamos a sufrir en todo el mundo. Esperamos que sepan que el día que se seque el último lago, todos moriremos", afirmó Jorge Frederick, miembro del consejo indígena de Centroamérica.
El representante de los pueblos indígenas de Canadá, Benjamín Paules, añadió que hay que tener cuidado con las "supuestas soluciones" que desde el primer mundo surgen ante la crisis medioambiental, ya que, afirmó, "muchas son falsas".
Palacín mencionó, entre estas, a propuestas como cambiar los combustibles fósiles por los biocombustibles que, según dijo, provocan la deforestación de los bosques, o la energía producida con agua, que obliga "a construir represas que ahorcan las lagunas".
Como muestra de que este es un asunto global, el representante del pueblo Masai de Kenia, Samuel Partapipi, que participó como invitado en el congreso, señaló que "en África el cambio climático es algo evidente. En el monte Kilimanjaro ya no hay nieve o hielo".
"Yo vine hoy día para solidarizarme con ustedes porque el cambio climático es algo real y algo que necesitamos cambiar", agregó Partapipi.
Esta propuesta de creación de un Tribunal de Justicia Climática se suma a un planteamiento para crear una Corte Penal Internacional sobre Delitos Ambientales, presentado por varias organizaciones de Europa y apoyada por el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz.
La IV Cumbre Continental de Pueblos Indígenas reúne en Perú a unos 7.000 delegados de pueblos indígenas de toda América y finalizará mañana con la lectura de las conclusiones de las 68 mesas de trabajo instaladas.