Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intervenidos más de 30 kilos de hachís en una operación con un detenido en Montoro (Córdoba)

La Guardia Civil se ha incautado de más de 30 kilos de hachís en el marco de una actuación en la que ha detenido en Montoro (Córdoba) a un varón de 69 años, de nacionalidad marroquí y vecino de Algeciras (Cádiz), como supuesto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.
Según ha informado la Benemérita este domingo en una nota, esta actuación se enmarca en los servicios establecidos por la Guardia Civil en aplicación a los Planes Nacionales de Seguridad llevados a efecto en la provincia, y fue en torno a las 11,00 horas de la mañana del pasado día 6 de febrero cuando se inspeccionó a un vehículo que circulaba por la A-4 (Madrid-Cádiz), a su paso por Montoro, y que estaba ocupado por la referida persona de nacionalidad marroquí ahora detenida.
Durante la realización de dicho servicio se realizó una primera inspección por parte del servicio cinológico, momento en el que agente canino especializado en la detección de drogas y estupefacientes marcó la parte trasera del vehículo como zona probable donde podía transportarse algún tipo de estupefaciente.
Tras un registro "exhaustivo" por parte de personal de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, se observaron bajo los asientos traseros numerosas tabletas y bellotas de una sustancia que resultó ser resina de hachís, por lo que se detuvo al conductor de turismo, un varón de 69 años vecino de Algeciras.
Al sospechar que en el interior del vehículo pudiera ocultar alguna otra cantidad de droga, se procedió al traslado tanto del vehículo como del detenido a dependencias de la Guardia Civil de Villafranca de Córdoba, para la instrucción de las correspondientes diligencias.
Así, tras un registro más minucioso por parte de los guardias civiles se pudieron localizar un total de 281 tabletas y 399 'bellotas', todas ellas de resina de hachís, que han arrojado un peso exacto de 30,690 kilogramos, y que han sido puestas a disposición judicial, al igual que el detenido.