Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaime de Marichalar disfruta de una competición de polo con sus hijos

La agenda de los niños de la Familia Real es tan apretada como la de cualquier diplomático español. Tras pasar unos días con su abuela Sofía y su madre Elena, Felipe Juan y Victoria Federica han disfrutado de unos días en Cádiz con su padre. Allí han coincidido con Luis Alfonso y Margarita de Borbón, buenos amigos de Jaime de Marichalar.
Mientras la infanta Elena se relajaba en los Pirineos, a Marichalar le ha tocado ejercer de padre durante unos días, y se ha ido con sus niños a Sotogrande (Cádiz). Allí, los nietos del Rey han podido seguir aprovechando sus vacaciones para ir a la playa.
No han sido la única familia que ha elegido este destino para las vacaciones: Luis Alfonso y Margarita de Borbón también han viajado a Sotogrande con sus hijos y la madre de Luis Alfonso, Carmen Martínez Bordiú.
El padre de Margarita, Víctor Vargas, también se dejó ver junto a los suyos, ejerciendo de abuelo. Todos juntos gozaron de un agradable recorrido en barco por la costa gaditana. También se dieron más de un chapuzón todos juntos en las playas cercanas.
En la revista 'Hola' se ve cómo las dos familias muestran una gran complicidad. Margarita habló a menudo con Jaime, y bromeó alegremente con los hijos de éste.
Juntos vieron participar a Luis Alfonso participar en el 41 Torneo Internacional BMW de Polo, que tiene lugar en Sotogrande y que durará hasta el próximo 1 de septiembre. Gracias a esta competición, los hijos del noble pudieron dar un breve paseo a caballo.
Felipe Juan y Victoria Federica también hicieron sus pinitos en el polo, aunque sobre todo contemplaron las competiciones sobre las rodillas de su padre.
Desde luego, está siendo un verano muy completo para los hijos de la infanta Elena. Ya les queda poco tiempo para volver a las clases y despedirse de la playa, las clases de vela, y la tranquilidad de no tener nada que hacer.