Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Jakavi' (Novartis), primer fármaco aprobado por la Comisión Europea para el tratamiento de la mielofibrosis

El fármaco de Novartis 'Jakavi' (INC424, ruxolitinib) ha sido el primero aprobado por la Comisión Europea para el tratamiento de los pacientes con mielofibrosis. Ello ha sido posible gracias a los resultados del programa "más amplio" de estudios clínicos realizado hasta la fecha para esta patología, explican la compañía.
De esta manera, los enfermos de este cáncer de la sangre con riesgo vital y asociado a síntomas debilitadores y progresivos, tienen ante sí una nueva opción terapéutica que "puede tener un impacto importante en la calidad de vida y aumentar la supervivencia", manifiestan desde Novartis.
Y es que, este fármaco ya consiguió en la Fase III de su ensayo clínico reducir el tamaño del bazo y las manifestaciones debilitadoras de la mielofibrosis, "dirigiéndose al mecanismo subyacente de la enfermedad", observan los especialistas. Así, este medicamento se ocupa del tratamiento de la esplenomegalia relacionada con la enfermedad.
Particularizando en su funcionamiento, el experto del Guy's Hospital de Londres (Reino Unido), el Doctor Claire Harrison, asegura que 'Jakavi' se dirige "a la vía de señalización JAK desrregulada proporcionando un beneficio rápido y duradero que puede convertirse en un nuevo estándar terapéutico".
AFECTA A 0,75 EUROPEOS DE CADA 100.000
En la actualidad, la mielofibrosis es poco frecuente y se caracteriza por un fallo de la médula ósea que agranda el bazo produciendo pérdida de peso y "una pobre calidad de vida", manifiestan los investigadores. Los afectados en Europa por este tumor son 0,75 por cada 100.000 personas.
Sin embargo, hasta ahora los pacientes no han tenido cubiertas sus necesidades, por lo que Novartis se compromete "en el desarrollo de tratamientos innovadores para enfermedades huérfanas", explica el presidente de Novartis Oncology, Hervé Hoppenot. Como muestra, el estudio COMFORT, que ha presentado los resultados de 'Jakavi'.
Así, de él se ha extraído que el 41,9 por ciento de los pacientes tratados con este medicamento lograron una reducción del 35 por ciento del volumen del bazo a las 24 semanas respecto al valor inicial. Mientras, los pacientes con placebo solo llegaron a este punto en un 0,7 por ciento de los casos.
En cuanto a los efectos secundarios que presentaron los voluntarios a estudio en ambos grupos, éstos fueron cansancio (25% y 34%, respectivamente), diarrea (23% y 21%), edema periférico (19% y 22%) y equimosis (19% y 9%). Sin embargo, los síntomas remitieron "una vez abandonado el tratamiento", concluyen desde Novartis.