Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Para explicar cómo ponerse o quitarse un traje no hace falta un máster"

El Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, asegura que en la repatriación y el trato a los dos misioneros con ébola se han seguido todos los protocolos dictados por la OMS. En una entrevista en El Programa de Ana Rosa, el Consejero asegura que el contagio de la auxiliar de enfermería ha sido “un desgraciado accidente” y que “para enseñar a alguien cómo ponerse o quitarse un traje no hace falta un máster”.

En una entrevista en El Programa de Ana Rosa, el consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid asegura que el contagio de Teresa Romero ha sido “un desgraciado accidente” ya que atendió al primero misionero sin tener ningún problema.
Preguntado por el tiempo que dura el curso para enseñar a los profesionales sanitarios a vestirse con los trajes especiales, Rodríguez ha contestado que “para explicarle a uno como se tiene que quitar y poner un traje no hace falta hacer un master, pero indudablemente unos pueden tener más capacidad de aprendizaje que otros”. “El traje se lo han puesto todo tipo de profesionales y no ha habido ningún problema”, ha añadido.
Utilizando los mismos trajes en el primer paciente y en el segundo, “en el primero no hubo ningún problema”, asegura el consejero, “incluso en el caso de otros profesionales el traje ha funcionado perfectamente”.
Insiste en que Teresa "ocultó" información
Javier Rodríguez, ha insistido, en una entrevista en la SER recogida por Europa Press, en que la auxiliar de enfermería contagiada "ocultó" información relevante sobre lo sucedido al no avisar de que pudo haber un error en el cumplimiento del protocolo al producirse un posible contacto del guante con su cara.
"Hay información que ha ocultado, ella no dijo nada cuando llamó (al Carlos III) de que podría haberse producido ese contacto porque si lo hubiera dicho el primer día se hubieran tomado otras medidas", ha explicado Rodríguez.
Las declaraciones no fueron "afortunadas"
El responsable autonómico ha reconocido que las declaraciones realizadas en las que acusaba a la auxiliar de enfermería de mentir no fueron "afortunadas" pero ha reiterado que la enferma "no ha dado toda la información que tenía". En este sentido, el consejero ha recordado que "el protocolo dice que hay que alarmarse cuando la fiebre es superior a los 38,6 grados, si no se ha producido un error se considera de bajo riesgo. Si ella hubiese dicho que se había producido ese contacto el resultado hubiese sido distinto y no lo había dicho nunca".
Para Rodríguez lo que "está claro es que ella ocultó información no se con qué objeto pero hasta ahora no contó esa posibilidad". Asimismo, se mostró convencido de que "algo ha pasado porque si no fuese así, no se hubiese contaminado y eso se puede garantizar".
Cumplimiento "escrupuloso" del protocolo
Ha hecho hincapié además en el cumplimiento "escrupuloso" del protocolo que "es una normativa que se aplica en todos los países y que dice que hay que tomar la temperatura dos veces al día y sospechar si se pasa de los 38,6 grados".
En cuanto a la posibilidad de asumir responsabilidades en el caso de que se demuestre que hubo errores por parte de los responsables sanitarios y políticos, se ha mostrado dispuesto a hacerlo. "Si tengo que dimitir dimitiría, yo llegué a la política comido y bien comido y no tengo ningún apego al cargo. Soy médico y afortunadamente tengo mi vida resuelta", ha concluido el consejero.
Ha precisado, no obstante, que "si de todos los errores que se cometen en Madrid el responsable es la Comunidad se estaría cambiando continuamente de administración; las personas cometen errores y muchos pacientes tienen enfermedades contagiosas y el médico las tiene que tratar".