Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joana Sanz, novia de Dani Alves, decidida a ser un ángel de Victoria's Secret

 Joana Sanz ganó el premio L'Oréal Paris a la mejor modelo en la MBFW Madrid en septiembre del año pasado, un premio que creyó que sería su trampolín para conquistar las grandes pasarelas del mundo, pero sobre todo una: la de Victoria's Secret. Ahora se ha mudado a Nueva York para alcanzar su meta. 

Encontrar la belleza en los días grises🦄 #nyc #williamsburg #manhattan

Una foto publicada por @joanasanz el

"Tengo por fin el visado para trabajar en Estados Unidos y me encantaría aspirar a lo que han conseguido otras modelos españolas, desfilar para Victoria's Secret. ¿A qué modelo no le gustaría?", declaró la modelo nada más recibir el premio. Y parece que su sueño están más cerca de hacerse realidad porque se acaba de mudar a Nueva York para buscar suerte dispuesta a 'comerse la Gran Manzana' y ya tiene incluso agencia de modelos, Ford Models, una de las más prestigiosas.
Hace unos días que la modelo ya está en la cuidad de los rascacielos, tal y como deja patente en su Instagram, lleno de fotos de su nuevo hogar.Allí se pasa el día acudiendo a castings y haciendo deporte mientras.
Aunque aún queda tiempo para que comiencen los castings del desfile de Victoria's Secret, está trabajando duro para conseguir las ansiadas alas. A pesar de ello, Joana parte con la ventaja: su 1,80 de estatura y sus medidas que rozan la perfección: 86-61-90. Pero a pesar de eso, confiesa que no es una esclava de su cuerpo. "No pienso continuamente en lo que como, en el ejercicio que tengo que hacer para quemar calorías. Disfruto cuando como y cuando hago deporte porque me gusta casi todo: desde el yoga al Kick boxing", contó.
UN FUTURO ÁNGEL CON LA CABEZA MUY BIEN AMUEBLADA
Aunque ganó uno de los premios más importantes en el mundo de la moda en nuestro país, donde es imprescindible en muchas pasarelas, Joana era ya más conocida por llenar las revistas del corazón por ser la novia de Dani Alves, futbolista del F.C Barcelona, a quien conoció en la Ciudad Condal, donde reside desde hace unos años. 
Lo que peor lleva de ser modelo es estar lejos de su familia. "La moda es muy dura. Yo he tenido que renunciar a muchas cosas para dedicarme a esto. Lo que más me ha costado ha sido dejar mi isla, Tenerife", contó.
Por su ilusión de triunfar en las pasarelas también tuvo que dejar de lado sus estudios. "Al fin y al cabo, es trabajo y tal y como están las cosas en España no me podía permitir el lujo de decir que no. Tuve que dejar mis estudios de Psicología porque imposible compaginarlo con estas jornadas maratonianas", contó.