Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jorge Fernández critica que los violentos utilicen de "pretexto" manifestaciones pro Gamonal

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha lamentado este lunes que "personas organizadas que tienen como objetivo alterar la pacífica convivencia ciudadana" utilicen de pretexto manifestaciones como las de apoyo a la movilización contra el bulevar del barrio de Gamonal, en Burgos.
En declaraciones a los medios en la toma de posesión de los cinco nuevos comisarios principales en Cataluña, ha lamentado que "personas antisistema, que pertenecen a grupos anarquistas, que no necesitan muchas justificaciones para llevar a cabo estas actuaciones ilegales", provoquen altercados violentos en medio de manifestaciones pacíficas.
"Que se hayan producido, con el pretexto de los incidentes de Gamonal, alteraciones de la seguridad ciudadana, actitudes violentas contra personas y bienes es absolutamente inaceptable", según él.
Ha destacado que la gran mayoría de manifestaciones en España se producen sin incidentes, pero que una "exigua minoría se infiltra en estas manifestaciones, y contamina y produce hechos violentos que perjudican la convivencia y a la imagen pública del país y a las personas que se manifiestan pacíficamente".
Considera inaceptables las acciones violentas en varias ciudades españolas durante las manifestaciones de apoyo a Gamonal, y ha pedido no justificar la violencia ni utilizarla "como pretexto o coartada para justificar reivindicaciones".
DEFIENDE LA ACTUACIÓN POLICIAL
Para él, la actuación policial ante estos disturbios en Gamonal y ciudades como Madrid y Barcelona ha sido ejemplar, ya que se debe actuar contra los violentos que "contaminan" las expresiones pacíficas.
Por eso, ha distinguido entre el legítimo ejercicio de un derecho fundamental manifestándose pacíficamente --amparado por la Constitución-- y la actuación de personas que se manifiestan violentamente, contra los cuales la policía actúa "ejemplarmente".
Defiende así que la policía actúe contra los que llevan a cabo acciones violentas "y pertenecen a anarquistas y antisistema que tienen como razón de ser alterar la pacífica convivencia de manera violenta".