Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta supedita contenido de Ley de Espacios Naturales Protegidos al resultado de la norma estatal de parques nacionales

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, ha destacado que la participación social será una de las claves fundamentales tanto en la elaboración como en el desarrollo de la futura Ley de Espacios Protegidos de Andalucía, cuyo contenido quedará supeditado "en gran medida" al resultado de la nueva Ley de Parques Nacionales de la Administración General del Estado, rechazada por el Ejecutivo autonómico.
En respuesta en el seno de la Comisión de Medio Ambiente y Ordernación del Territorio a una preguntada planteada por el Grupo de IULV-CA, Serrano ha manifestado que la Consejería que dirige promoverá un amplio proceso participativo mediante talleres abiertos a la ciudadanía y reuniones con todos los colectivos y sectores interesados, y debates en los órganos de participación de los espacios naturales, así como en los procedimientos reglados de información pública, audiencia y consulta.
Ha señalado que "la experiencia de más de veinte años en la aplicación de la Ley de Espacios Naturales y la necesidad de adaptar los modelos de gestión a los nuevos desafíos nos ha llevado a iniciar los trabajos para redactar una nueva norma", cuya fecha concreta de aprobación no es, por las razones expuestas, posible determinar por ahora.
Incide la consejera, en relación a la normativa estatal, en la "preocupación" respecto a la intención del Gobierno central de "considerar los parques nacionales como unidades aisladas y desconectadas de los demás espacios protegidos". Por contra, ha abogado por una gestión y una perspectiva "integradoras".
En su intervención, Serrano ha aclarado que el borrador de la ley está en fase de estudio y las líneas hasta ahora marcadas actualizan la normativa vigente, desarrollan la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad e integran las determinaciones relativas a la Red Natural 2000 y otros instrumentos internacionales. En este sentido, ha afirmado que el texto prevé la adaptación de la gestión ambiental y social a la Red Natural 2000 mediante la aprobación de sucesivos decretos por el Consejo de Gobierno, para la declaración de Zonas Especiales de Conservación y aprobación de los planes de gestión. Además, la consejera ha garantizado que las obligaciones de la Directiva Hábitats quedarán completadas en esta legislatura.
Una vez aclaradas cuestiones más generales, la consejera ha ahondado en temas específicos de la gestión de estos espacios naturales. En lo relativo a las figuras de protección, "la normativa declarativa de un lugar como espacio natural protegido, con cualquiera de las categorías de protección vigentes, garantiza la protección del vuelo, suelo y subsuelo del espacio que se trate", ha apostillado. Por último, ha querido subrayar el avance en la promoción de nuevos usos en estos enclaves, haciendo más flexibles la regulación de actividades, algo que se seguirá desarrollando en el futuro para poner el patrimonio natural a disposición de los agentes territoriales y de los ciudadanos, conservando los valores naturales más destacados de Andalucía.
Serrano ha defendido "la gestión activa" del Gobierno andaluz en este ámbito, "demostrando un sólido desempeño en la protección de la biodiversidad y de los ambientes naturales más representativos y valiosos de nuestra comunidad autónoma, y en cumplimiento de los principios de desarrollo sostenible, de protección ambiental y de servicio al ciudadano".