Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza crea un grupo sobre maltrato en la juventud dentro del Observatorio de la Violencia de Género

La presidenta propone un Pacto Social y Político de Estado que permita "redoblar" los esfuerzos que hacen todas las administraciones
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado en el pleno del Observatorio Andaluz de la Violencia de Género la creación de un grupo de trabajo específico sobre violencia de género en la juventud, con el fin de promover iniciativas para la detección precoz y la prevención del maltrato machista y de sus nuevas manifestaciones a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y las redes sociales.
Díaz ha expresado su "preocupación" por que algunos jóvenes, "criados en libertad y para quienes la igualdad debería formar parte" de su educación, estén "reproduciendo los peores comportamientos machistas", usando para ello las redes sociales, toda vez que ha afirmado que si bien el Gobierno andaluz está trabajando ya en "potenciar la sensibilización", es partidaria de "redoblar esfuerzos" a través de este grupo específico.
Asimismo, Díaz ha dicho sentir "indignación y rabia" cuando ve las cifras con las que ha arrancado este año, cuando 21 mujeres, tres de ellas en Andalucía, han sido asesinadas hasta el momento en España, lo que "nos obliga a tomar más medidas, a no bajar la guardia, y poner el foco en un problema que cada día nos ofrece datos más alarmantes". Para la presidenta, la violencia de género "es el peor ejemplo y más lamentable de la dominación machista", y por ello considera "fundamental" el trabajo del Observatorio de la Violencia de Género y el de todas las administraciones, las entidades y la sociedad.
Igualmente, Díaz se ha mostrado "preocupada" por que se esté reduciendo el número de denuncias a nivel nacional mientras que en Andalucía crece, lo que "no significa que estén bajando los casos de violencia sino que al final no se está dotando de los recursos suficientes y se están produciendo recortes no tolerables en estos momentos", cuando "tiene que haber un compromiso claro de todas las administraciones", y el Gobierno andaluz "lo ha hecho patente en el presupuesto y lo va a hacer en la gestión".
"Recortar un 30 por ciento en políticas de violencia de género es también hacerlo en las campañas de prevención, que son un instrumento eficaz para combatir esta lacra", afirma, toda vez que puntualiza que las mujeres tienen que denunciar pero al mismo tiempo tienen que sentir que tienen el aliento, el apoyo y la protección de todos los instrumentos que las administraciones pública tienen a su alcance, porque "no podemos permitir lo que tiene que ser un vergüenza en esta sociedad".
HAY QUE INCLUIR COMO "VÍCTIMAS DIRECTAS" A LOS HIJOS MENORES
De este modo, Díaz señala que "hay que profundizar en la coordinación y cooperación institucional" y ve esencial incluir como "víctimas directas" a los hijos menores de las mujeres víctimas de violencia de género. Así, dice que "quiere pedir al Gobierno de España un Pacto Social y Político de Estado que nos permita redoblar los esfuerzos que hacen todas las administraciones desde la colaboración, la cooperación y la lealtad institucional", porque "estos son los temas en los que tenemos que estar a la altura de lo que la sociedad espera de nosotros".
"El Gobierno andaluz quiere una sociedad libre, que no reste, que no excluya ni someta; una sociedad que no secuestre la voz ni la dignidad de la mitad de la ciudadanía", ha dicho la presidenta de la Junta, que ha insistido en "no bajar la guardia ante la expresión más machista de la dominación sobre las mujeres".
DETALLES DE LOS ACUERDOS ADOPTADOS POR EL OBSERVATORIO
El nuevo grupo de trabajo sobre violencia y jóvenes aprobado por el Observatorio se enmarca en la línea de trabajo del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) 'Género y TIC', para potenciar la prevención de la violencia en la juventud haciendo uso de sus principales vías de interacción y comunicación, así como para prevenir el maltrato en sus nuevas manifestaciones en las redes sociales.
Para ello, entre otras iniciativas, se ha planificado el diseño de un nuevo itinerario de intervención en base a las TIC con las víctimas, así como la formación de profesionales en las nuevas formas de violencia derivadas de las nuevas tecnologías, en su prevención e intervención.
Junto a ello, el IAM prepara una campaña específica para la juventud que utilizará una aplicación descargable en el móvil, con el fin de promover desde la adolescencia relaciones sentimentales igualitarias y libres de violencia. El uso de las redes, como Facebook o Twitter, y el lenguaje audiovisual, mediante un convenio con la RTVA, como herramientas de comunicación con la población juvenil es otra de las estrategias del Instituto Andaluz de la Mujer.
La iniciativa responde a la creciente preocupación del Gobierno andaluz por el repunte de la violencia en edades tempranas. Casi el 26 por ciento de las víctimas mortales de violencia de género registradas el pasado año en España fueron menores de 30 años y, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), los juzgados de menores enjuiciaron en 2013 en España a 151 adolescentes por delitos de violencia de género, un 4,8 por ciento más que en 2012.
El Observatorio también ha expresado su "preocupación" ante el descenso del número de denuncias a nivel nacional --un 2,8% menos durante 2013, según el informe anual del CGPJ--, frente al aumento del 0,5 por ciento en Andalucía, síntoma del creciente nivel de concienciación de la población andaluza. Para el Observatorio, la crisis, la consecuente feminización de la pobreza y una posible dependencia económica, unidas a los recortes presupuestarios del Gobierno central en materia de violencia de género --en torno al 30% desde 2011--, podrían ser las causas del descenso en las cifras de denuncias.
Junto a ello, el Observatorio ha recordado la hoja de ruta de la Junta de Andalucía en materia de violencia de género, marcada por el Pacto Andaluz por la Igualdad, que pone especial énfasis en la protección de las personas menores frente al maltrato, reconociendo su papel como víctimas y favoreciendo que los juzgados de violencia suspendan cautelarmente el régimen de visitas de los padres agresores por motivos de seguridad. El pacto destaca también la prevención en la juventud, llevando la coeducación a las TIC y las redes sociales, sus principales vías de comunicación e interacción.
Finalmente, ha analizado el acuerdo del Gobierno central para la lucha contra la violencia de género, que propone reforzar los mecanismos legales y jurídicos para proteger a las víctimas y menores a su cargo. El pleno ha recordado que las medidas propuestas no cuentan con dotación presupuestaria, ni siquiera para la recuperación del 30 por ciento recortado en la materia desde 2011. Por ello, el Observatorio ha reclamado al Estado el pleno desarrollo de la ley vigente en materia de violencia de género, así como una dotación presupuestaria adecuada.