Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza busca fórmulas para impedir la "orientación especulativa" del Gobierno para la finca La Almoraima

El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha asegurado que el Ejecutivo andaluz va a tratar de dialogar con el Gobierno de España y a buscar "las fórmulas y figuras que impidan ese elemento de orientación especulativa que parece querer darle el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y su titular" a la finca de La Almoraima, sita en Castellar de la Frontera (Cádiz), que es "ciertamente simbólica para el conjunto de Andalucía y para el patrimonio público andaluz".
En una rueda de prensa celebrada en Castellar tras reunirse con la Corporación municipal, ecologistas y la plataforma en defensa de La Almoraima, Valderas ha adelantado que está en disposición de entregar este martes un informe al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía sobre esta finca, que es "la más importante del patrimonio público andaluz", y también sobre la de Majarambú, donde recuerda que pretende realizar una experiencia piloto dentro "ese intento de banco de tierras".
Valderas ha recordado que La Almoraima se pasó hace "bastante tiempo" al patrimonio público y le "parece mentira" que ahora se pretenda "revertir ese camino hacia el contrario y pasar de nuevo a privado lo que hoy es público". Por ello, "estamos llamados a defender este tema y así lo vamos a hacer desde el Gobierno de la Junta de Andalucía, estoy convencido de que con la presidenta, Susana Díaz, al frente".
Dice el vicepresidente de la Junta que el Gobierno andaluz ha sido "prudente" y "nunca esperábamos que hubiese una decisión de hacer caja como quiere hacer el Gobierno con este patrimonio que corresponde al Gobierno andaluz y que estamos obligados, en defensa de nuestro Estatuto y en defensa de los intereses de Andalucía, a reclamar que este patrimonio se quede en nuestra tierra".
Además, es "un reto y un desafío para la Junta demostrar que se pueden hacer las cosas de manera diferente". Por ello, ello que hay que trasladarle a los ciudadanos del entorno es que si la Junta quiere este territorio es para crear más riqueza, más bienestar y más felicidad", detallando que "crear esa felicidad es posible desde el terreno de la eficiencia de lo público".
Para Valderas, la eficiencia en La Almoraima se demuestra porque "quien lo gestiona está diciendo que no es un territorio que cree déficit, sino que está en disposiciones de crear superávit. Pues, si es así, creemos superávit para riqueza general de los ciudadanos, no para riqueza de particulares".
Así las cosas, la Junta va a "sondear todas las posibilidades, empezando por impedir cualquier planteamiento de uso especulativo de La Almoraima y también abriendo el camino a otras posibilidades que en el terreno del diálogo se puedan interpretar entre la Junta y el Gobierno de España", insistiendo en que el objetivo central es que se pase la finca al patrimonio público andaluz. "Vamos a ver en qué condiciones se puede ejercer ese diálogo", ha dicho.
A preguntas de los periodistas, ha señalado que la ampliación del Parque Natural de Los Alcornocales para incluir toda la extensión de la finca impide que se pueda construir en ese territorio, pero ha indicado que también hay un plan rector de usos sobre los recursos donde se pueden poner también determinadas limitaciones. Lo que está claro es que "vamos a buscar las fórmulas y figuras que impidan la especulación con la finca" y pueda preservar "su vocación agraria, ganadera, medioambiental, natural" y con posibilidades también desde el punto de vista turístico "respetuoso con el medio ambiente".
Abunda que la Consejería está trabajando "a buen ritmo" en este aspecto y espera que pueda tratarse en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía "en las próximas semanas".
PAPEL DE EUROPA
Sobre la posibilidad de que el Gobierno andaluz eleve una oferta económica para hacerse con los terrenos, Valderas ha explicado que no le parece "que sea el camino, ya que está en nuestro territorio". En este sentido, explica que "el camino es el diálogo, es cómo comprometer que en un territorio de estas características lo podamos poner en valor como lo hicimos con Doñana, donde pusimos dos planes de desarrollos sostenibles, que nos ha permitido mantener Doñana en las mejores condiciones posibles y donde creamos un escenario de inversión importantísimo en aquella zona desde la colaboración estrecha de Junta, Gobierno, administraciones locales y Europa".
Así, destaca que "estamos ante un plan 2014-2020 en el que la finca de La Almoraima podría tener un espacio y un lugar si efectivamente está en lo público, permanece en lo público y desde lo público se incentivan proyectos en cada uno de los escenarios diversos que La Almoraima permite". De esa manera, ha aludido a "la ganadería, a lo que representa la riqueza del corcho y otras riquezas, incluso desde el punto de vista cinegético, tremendamente importantes".
Tampoco pasa por alto los valores que desde un aprovechamiento turístico y natural del interior se pueden poner en valor. "No hace falta que pongamos helipuerto ni hace falta que venga a aprovechar esta finca en las mejores condiciones ningún turista de ricos emolumentos a poner sus pies en esta tierra, que puede ser de toda la gente de aquí y que puede crear riqueza aquí". "Lo más importante es decirle a la gente que podemos hacer una gestión para crear riqueza desde lo público, desde la colaboración pública", ha añadido.
Por todo ello, Valderas califica de "exagerada" esa "carrera" del Gobierno central por "tratar de hacer caja con un territorio de estas características" y que, además, "no va a venir a solucionar desgraciadamente los problemas presupuestarios y económicos de nuestro país, porque sigue siendo una pequeñez en el mar tan dificultoso de débitos y déficit que tiene el Gobierno de España".
Finalmente, confía en que pueda encontrarse "una vía de cooperación, entendimiento y cohesión" en el marco de una "plataforma múltiple" integrada por la plataforma en defensa de La Almoraima, la Administración local con Castellar al frente y la Junta de Andalucía para "convencer al Gobierno y al ministro Miguel Arias Cañete de que el camino que han tomado es un camino equivocado".