Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juzgan a 7 menores por la violación de una niña de 13 años en Isla Cristina

El padre de la niña asegura que desde el suceso ya no es la misma. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
Siete menores vecinos de Isla Cristina (Huelva) son juzgados desde hoy en el Juzgado de Menores de Huelva acusados de la violación de una niña de 13 años vecina del municipio el pasado 19 de julio durante las Fiestas del Carmen de la localidad.
El juicio, por la edad de las partes, se celebra a puerta cerrada, y los acusados han llegado poco antes de las 10.00 horas a la Audiencia Provincial de Huelva en un furgón policial, sin que se hayan producido incidentes a pesar de que tanto sus familiares como los de la víctima se encontraban a las puertas de los Juzgados.
La abogada de la víctima, Bárbara Arroyo, ha explicado a los periodistas que de los siete, dos tienen menos de 14 años, por lo que no pueden ser imputados y han permanecido en libertad hasta la celebración del juicio, mientras que los cinco restantes han estado custodiados en centros de modificación de transtornos de conducta para menores.
"Pedimos el internamiento, una indemnización y una orden de alejamiento", ha reclamado la letrada, que ha concretado que el internamiento "va de hecho seguido de libertad vigilada, por lo que pedimos lo máximo, dependiendo de la edad".
Ha concretado que la implicación "es suficientemente participativa de todos ellos como para pedir penas elevadas si fuesen mayores, pero la Ley del Menor pone unos límites", para señalar además que en las diligencias previas "se implican unos a otros, se sitúan en el lugar de los hechos y corroboran las declaraciones de la víctima".
Por su parte, el padrastro de la niña, Fidel Canela, ha lamentado el impacto que los hechos causaron en la menor, "y aunque ella no dice nada, cuando los ve por la calle se ve que se esconde", en referencia a los dos menores que se encuentran en libertad en la localidad.
"Dice cosas como me quiero morir, no duerme, no descansa y todo eso le ha desbaratado la vida", ha indicado.