Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kate Moss 'se queda calva'

Kate MossEFE
La modelo británica Kate Moss ha vuelto a ser protagonista de un escándalo, una vez más el alcohol estaba por medio. Kate perdió sus extensiones sobre la alfombra roja de una discoteca en Berlín, al ir en estado de embriaguez, según el diario 'Bild'.
La modelo acudió a la capital alemana a presentar la nueva fragancia de la que es imagen 'Velvet Hour'. Por la noche salió de fiesta a la discoteca 'Watergate' de la que salió ya en la madrugada un poco 'bebida' y acompañada por dos guardaespaldas. Fue de camino a su limusina cuando perdió sus extensiones, que fueron recogidas a modo de 'souvenir' por el fotógrafo John Farr.
En el diario se recoge paso a paso el tour de la modelo por la noche berlinesa. También asegura que en la cena de postín a la que acudió en el local 'Watergate' sólo comió "un espárrago y un poco de codillo".
Entre las extravagancias de Moss, 'Bild' apunta a que rechazó el hotel donde la había alojado la organización y exigió que se la trasladara al exclusivo hotel Adlon, junto a la céntrica Puerta de Brandeburgo. BRG