Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Ley seca" en los vuelos a las Islas Baleares

La fiesta comienza aquí... a 10.000 metros de altura. Turistas británicos, la mayoría, que no pueden esperar para emborracharse. Un exceso de alcohol que ha provocado desde peleas hasta encuentros amorosos de altura. En las Islas Baleares se han hartado y están decididos a cortar el grifo y limitar el consumo de alcohol en aeropuertos y aviones. “Todos estos vídeos afectan a nuestra imagen. En ocasiones crean problemas poniendo en peligro la seguridad de los viajeros y de los trabajadores”, explica la directora general de Turismo del gobierno balear. Estas latas tiradas en el aeropuerto de Mallorca delatan el penúltimo botellón aéreo. Algunos han pisado tierra tan descontrolados que la policía los ha detenido y los ha devuelto a su país para que pasen allí la resaca.