Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberados dos empleados europeos de Médicos Sin Fronteras en el sur de Somalia

Dos trabajadores extranjeros de la organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF), uno belga y otro holandés, fueron liberados hoy en el sur de Somalia tras nueve días de secuestro, informó la emisora Radio Shabelle.
Según la fuente, la liberación se produjo tras una serie de negociaciones llevadas a cabo con la mediación de los ancianos de un clan del distrito de Radbure, en la región de Bakol, próxima a la frontera con Kenia.
Fuentes de los mediadores, que confirmaron la liberación de los dos extranjeros, dijeron a la emisora que no se ha pagado ningún rescate al grupo que los tenía secuestrados, que pedía cuatro millones de dólares por ponerlos en libertad.
Los dos empleados extranjeros de MSF fueron secuestrados cuando se dirigían desde el distrito de Radbure hacia Hudur, la capital provincial de Bakol, por un grupo de hombres armados sin identificar, que se los llevaron con ellos.
Los trabajadores humanitarios y periodistas, tanto nacionales como extranjeros, se han convertido en objetivo de bandas armadas, que pretenden cobrar fuertes rescates por su liberación, y también de milicias que se oponen a su trabajo en el país, donde gran parte de la población vive en la pobreza y precisa de ayuda humanitaria.
Somalia vive una situación de anarquía desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Siad Barre y tomaron el poder "señores de la guerra", al frente de grupos armados privados, que se disputan el control del territorio con milicias armadas integristas islámicas.