Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberan dos tortugas marinas en Playa San Juan, Guía de Isora (Tenerife)

Dos ejemplares de tortuga Caretta caretta, comúnmente conocida como 'tortuga boba', fueron puestos en libertad el pasado jueves en la zona de baño de Playa San Juan, un evento organizado por las áreas de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Guía de Isora y del Cabildo de Tenerife, a través del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla, en colaboración con la Fundación Neotrópico.
El acto, que logró congregar a numerosos bañistas, entre ellos muchos niños, contó con la presencia del concejal isorano de Medio Ambiente, Bruno Domínguez, que agradeció la "importante labor" del Centro La Tahonilla y la Fundación Neotrópico, que "hacen grandes esfuerzos para la conservación y divulgación de la riqueza del medio marino y organizan numerosas actividades de concienciación medioambiental".
Además de la suelta, los responsables de la Fundación realizaron una charla-taller dirigida a los niños y demás bañistas presentes en la que explicaron qué les había sucedido a las tortugas para que hayan tenido que ser atendidas por los veterinarios. Así, comentaron que lo más habitual es que los animales fueran encontrados con heridas y recogidos para ser tratados y curados.
Bruno Domínguez indicó que con estas charlas "los niños pueden ver qué efectos perjudiciales provocan los humanos en el hábitat natural de muchas especies y así ser capaces de evitarlo en el futuro, además de saber qué tienen que hacer", refiriéndose a las explicaciones del biólogo de la Fundación Neotrópico, que indicó a los presentes que hay que avisar al 112 si encuentran animales heridos.
En la mayoría de los casos las tortugas llegan a las costas de las islas afectados por las anillas plásticas de los packs de latas de bebidas que se quedan enganchadas en sus aletas. Al confundirlos con medusas, que son su principal alimento, intentan comerlas y muchas veces acaban con su cabeza o extremidades enroscadas en estos materiales. Incluso en algunos casos las anillas pueden llegar a amputar las extremidades o la cabeza de estos animales.
La Fundación Neotrópico realiza anualmente entre 30 y 40 actividades de liberación de tortugas marinas y rehabilitan, junto al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo, entre 50 y 100 ejemplares. Desde el año 2000 han liberado más de 800 tortugas marinas rehabilitadas, e impartido más de 400 charlas-taller en las que han participado directamente más de 35.000 personas.