Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Localizado el cuerpo sin vida del joven portugués desaparecido cuando practicaba barranquismo en Lobios (Ourense)

El cuerpo del joven portugués de 38 años que desapareció el sábado cuando practicaba barranquismo en el Ayuntamiento de Lobios, en Ourense, ha sido localizado por el dispositivo de búsqueda en la tarde de este domingo.
De ello ha informado la Guardia Civil, que ha explicado que, por el momento es imposible recuperar el cadáver debido a las corrientes del agua. Por ello, los servicios de emergencia esperan a que baje el caudal para poder acceder a la zona en la que se encuentra.
Varios efectivos han trabajado para dar con el joven en el entorno del río Fecha, en la parroquia de Río Caldo, después de que los tres compañeros con los que el desaparecido practicaba este deporte indicasen a los servicios de emergencia que podía haber quedado atrapado debajo de una hendidura existente en una catarata, en donde también había quedado aprisionado otro de los jóvenes, que pudo ser rescatado por sus acompañantes.
Allí varios miembros del GES de Lobios y de Protección Civil intentan acercarse por tierra al lugar. Con todo, según indicó el CAE 112 Galicia, el acceso a pie a esta zona del río es casi imposible debido a los pronunciados desniveles y a los fuertes remolinos de agua.
En el operativo también participa un grupo de rescate de montaña de la Guardia Civil, un helicóptero y miembros del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias (GIPCE), que prestan atención a los compañeros y familiares del jóven.
Una vez conocida la desaparición, el CAE 112 Galicia ha explicado que activó en la noche del sábado el Plan Ariem 112 para facilitar la coordinación de emergencias entre los efectivos gallegos y los del norte de Portugal y movilizó a efectivos de la Guardia Civil, al GES de Lobios, Protección Civil, Urxencias Médicas y al Servizo de Gardacostas de Galicia.