Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lugo recusará a la jueza que tramita la demanda de paternidad en su contra

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, recusará a la jueza que tiene a su cargo la demanda de paternidad de la mujer que asegura haber tenido un hijo con él, cuando todavía era obispo, informó hoy su abogado, Marcos Fariña.
El abogado expresó su desacuerdo con la citación de la jueza de la Niñez y de la Adolescencia de Ciudad del Este, Delsy Cardozo, para una "absolución de posiciones", fijada para este lunes 1 de junio, día en el que Lugo comenzará una gira por El Salvador, Honduras y Cuba.
Esa diligencia judicial (audiencia de interrogatorio de las partes) "no corresponde en absoluto porque acá la prueba madre y determinante es única y exclusivamente la de ADN", afirmó Fariña a la radio asuncena Ñandutí.
"Habíamos expresado que correríamos con todos los gastos, con las costas a nuestro cargo, sin embargo, esta magistrada pone fecha para una absolución de posiciones y no pone fecha para la prueba madre, que es la más importante", aseveró el abogado.
Por su parte, la jueza dijo que la recusación es una herramienta a la que puede apelar una de las partes y explicó que en una demanda de filiación "son aceptadas todas las pruebas que puedan ser competentes para poder llegar a la justicia y la verdad".
Cardozo resolvió este trámite judicial en la demanda promovida por Benigna Leguizamón, de 27 años, una de las tres mujeres que han envuelto en un escándalo al jefe de Estado al asegurar que tuvieron hijos con él cuando todavía llevaba puesto los hábitos.
Leguizamón afirma que el segundo de sus cuatro hijos, de seis años y concebido en Choré, una localidad del departamento de San Pedro (centro), la región más pobre del país y donde el ahora jefe de Estado fue obispo poco más de una década, es fruto de una relación con Lugo.
La mujer, que se dedica a la fabricación casera de detergente ante la incapacidad por enfermedad de su actual pareja, tuvo que apelar a la solidaridad de la población de Ciudad del Este, en cuya periferia reside, para conseguir el dinero que necesita para hacer frente a los costos de una prueba genética.
Leguizamón llevó su historia al fuero judicial ante el temor de presuntas manipulaciones, después de que el abogado de Lugo le ofreciera dirimir el caso en el ámbito privado
Su caso se ha sumado al reconocimiento realizado el 13 de abril último por Lugo del hijo que tuvo con Viviana Carrillo, Guillermo Armindo, de dos años, cinco meses después de que el ahora gobernante hubiera renunciado a su estado clerical para lanzarse a la arena política.
Además, una tercera mujer, Hortensia Morán Amarilla, de 39 años, dijo que concibió otro hijo del jefe de Estado, Juan Pablo, de un año, aunque sostuvo que no pretende realizar ninguna demanda.