Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF pide un impulso "inmediato" en vacunas y terapias para los profesionales sanitarios que trabajan en África

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha solicitado, tras una reunión sobre acceso y fondos para vacunas auspiciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un impulso "inmediato" en vacunas y tratamientos para los profesionales sanitarios que trabajan en África, para lo que se requiere "más inversión e incentivos" a la investigación, el desarrollo y la producción.
"Ahora necesitamos una acción rápida para que quienes están luchando contra la epidemia se encuentren entre los primeros en recibir tratamientos y vacunas para el ébola y que éstas lleguen a África occidental lo antes posible. El siguiente paso debe ser un despliegue masivo de vacunas accesibles para la población general una vez que su eficacia haya sido comprobada", ha comentado el director médico de MSF, Bertrand Draguez.
Y es que, a su juicio, es "crucial" que el personal de los ministerios de salud, de las agencias de cooperación y las comunidades que están llevando el peso de la lucha contra la epidemia y garantizando acceso a la salud estén protegidos.
Por ello, ha abundado en la necesidad de que el personal sanitario tenga "prioridad" a la hora de probar las vacunas incluye, así como "todos aquellos" que luchan contra el ébola desde primera línea de respuesta a la epidemia: personal de limpieza, conductores de ambulancias, promotores de salud, equipos que investigan los contactos de los enfermos y enterradores. Además, prosigue, los equipos médicos que atienden pacientes con otras patologías también deberían ser incluidos en este grupo prioritario.
Del mismo modo, la organización ha subrayado la importancia de invertir en tratamientos y diagnósticos para la enfermedad, con el fin de permitir que los equipos que intervienen en la respuesta a la epidemia continúen su trabajo de forma "más efectiva".
"El desarrollo y puesta en marcha de tratamientos experimentales resulta también crítico. A día de hoy, los médicos y enfermeros están cada vez más frustrados por la falta de tratamiento para una enfermedad con una letalidad que puede llegar al 80 por ciento. Un aumento de la tasa de supervivencia a través de tratamientos efectivos podría reducir el número de nuevas infecciones, dado que un mayor número de enfermos acudiría en busca de ayuda", ha apostillado Draguez.
"FALTA DE DECISIONES CONCRETAS"
Por otra parte, durante la reunión de la OMS, a la que asistieron representantes de los gobiernos, la industria farmacéutica, donantes y organizaciones médicas y de investigación, se trató desde el diseño de las pruebas, procesos regulatorios, financiación e incentivos, MSF ha lamentado la "falta de decisiones concretas" y ha recordado a los representantes allí reunidos sus responsabilidades.
"En un momento en el que los compromisos por parte de los estados para desplegar recursos en los países más afectados están todavía pendientes de materializarse, resultan cruciales vacunas y tratamientos que puedan romper el ciclo de crecimiento exponencial en el que ha entrado la epidemia. Este brote es impredecible, no sabemos cuándo terminará, si nuevas áreas se verán afectadas o si habrá nuevos brotes. Las vacunas y los tratamientos son imprescindibles para contener esta epidemia y asegurar que nuevos episodios epidémicos puedan ser controlados", ha zanjado el director ejecutivo de la Campaña de Acceso a medicamentos esenciales de MSF, Manica Balasegaram.