Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madres del colegio donde se cayó un falso techo dicen que el accidente se debió a una obra nueva que ha fallado

Madres de escolares del colegio concertado Torrente Ballester de Parla, donde se cayó un falso techo de un aula, han asegurado que el centro educativo "no está al cien por cien" y que el accidente ha sido consecuencia "de una obra nueva que ha fallado", motivo por el que "no se debe responsabilizar a nadie de lo ocurrido", han indicado.
En el incidente han resultado heridos tres niños de siete años. Uno de ellos tiene una fractura abierta de tibia y peroné, y ha sido trasladado por ambulancia del Summa al Hospital 12 de Octubre de Madrid con pronóstico moderado. La segunda herida es una niña con una traumatismo craneoencefálico leve, que ha sido dirigida al mismo hospital.
Los facultativos del Summa también asistieron a una niña con una luxación del hombro derecho, que ha sido trasladada al Hospital de Getafe. Dos profesoras también han sido atendidas y dadas de alta en el lugar por una crisis de ansiedad, han indicado a Europa Press fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112.
Tras la llegada de los Bomberos, que se han limitado a precintar el aula, un arquitecto municipal ha realizado una primera inspección y están analizando los resultados de la misma para trasladárselos también a la Consejería de Educación, según han informado a Europa Press fuentes municipales.
Tanto las instalaciones como la organización del centro dependen de la empresa concesionaria, mientras que la inspección del mismo es responsabilidad del Ayuntamiento de la localidad.
Hasta que no se sepa el origen concreto de lo ocurrido, el aula, en el que estudiaban alumnos de Segundo de Primaria --niños de cinco años--, estará cerrada. El centro educativo, que no ha suspendido las clases, acondicionará otro lugar para que puedan seguir la clase estos niños.
No obstante, muchos padres han acudido al colegio para comprobar lo que había pasado y han decidido que, tras el susto, no continuarán hoy en clase. Pero otras, como el caso de Gema, que tiene dos hijos de edades similares a los afectados, han llevado con normalidad a sus hijos al colegio.
A la entrada del mismo, ha señalado que al conocer la noticia "todo el mundo se ha asustado", aunque ha insistido en que desde el centro escolar les habían explicado que "había tres niños heridos y que avisarían a los papás".
Rocío, cuyos hijos también estudian en este centro, ha declarado que los profesores de la clase siniestrada, "desde el momento que se han dado cuenta, han empezado a sacar a los niños como han podido", pero que a pesar de ello, "a algún niño le ha pillado" el derrumbe.