Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid, Lisboa y Parma participan en un programa piloto de la UE para mejorar la movilidad de personas con discapacidad

La ciudad de Madrid será una de las tres urbes, junto con Lisboa y Parma, en las que se llevará a cabo un programa piloto europeo sobre movilidad en transporte público para personas con discapacidad, en el que participarán 2.000 personas de la región, según ha informado el Gobierno autonómico en un comunicado.
A través del programa SIMON, que cuenta con un presupuesto cercano a los cuatro millones de euros y tendrá una duración de 36 meses, se repartirán a los participantes la nueva Tarjeta Europea de Discapacidad. Se pretende así facilitar la integración de personas con movilidad reducida en la sociedad con soluciones en el ámbito del transporte.
Tras los resultados del programa piloto, que en Madrid contará con la colaboración de CERMI, FAMMA y Fundación ONCE, se implementará una hoja de ruta para que los países puedan incluir las mejoras obtenidas y se proporcionará a las autoridades elementos para promover políticas inclusivas, específicas en transporte, para fomentar la integración de las personas con movilidad reducida.
Así, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) creará la mencionada tarjeta, con tecnología sin contacto, que evite el fraude del actual modelo en papel y que sirva tanto para acceder a las áreas de estacionamiento regulado para personas con discapacidad como al transporte público.
Además, se desarrollarán aplicaciones móviles y soluciones de navegación para que las personas mayores y con movilidad reducida puedan diseñar rutas accesibles, combinando tanto el transporte público como privado. En él se incluirían zonas de estacionamiento con plazas para discapacitados, estaciones de Metro con ascensores, la cercanía entre ellos, etc.
Esto implica la integración de múltiples bases de datos y la creación de cuatro servicios: una plataforma de asistencia a la navegación y la movilidad (SIMON ANSWER), una para la gestión de derechos de acceso a áreas de estacionamiento y transporte público (SIMON SAYS), otra para reservar plazas de aparcamiento e información sobre el estado de las áreas de estacionamiento (SIMON BOOK) y, finalmente, la gestión del acceso a zonas urbanas restringidas, a través de bolardos u otros elementos, para personas con movilidad reducida (SIMON LEADS).
El Consorcio Regional de Transportes de Madrid es un modelo a seguir en innovación para la Unión Europea, participando en nueve proyectos de investigación en el ámbito del transporte. Es miembro, además, de las entidades internacionales más importantes del sector, ejerciendo la vicepresidencia de la Asociación Europea de Autoridades Metropolitanas de Transporte (EMTA) y siendo miembro del Consejo Directivo de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP).