Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una marcha en Madrid pide que se declare el lobo ibérico especie protegida en España

Manifestación en Madrid contra la persecución del lobotelecinco.es

Miles de personas, según ha informado la organización, han salido a la calle en Madrid en defensa del lobo ibérico. Esta marcha, convocada por unas 200 organizaciones ecologistas de toda España, ha denunciado que "el rifle sea la principal herramienta de gestión del lobo" en el país y piden que el animal sea declarado especie protegida en todo el territorio nacional.

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, ha declarado que "las administraciones no pueden ignorar el clamor ciudadano en defensa del lobo" y ha apuntado que seguirán luchando "hasta que acabe su persecución injusta y arbitraria". "Pedimos más diálogo, más ciencia y que las administraciones respeten y dejen vivir a esta joya de nuestra naturaleza", ha señalado.
Del mismo modo, la organización ha indicado que es "intolerable" que en el siglo XXI sigan sin tomarse las medidas que permitirían la coexistencia entre lobos y ganadería. A su juicio, el lobo es el último problema de la ganadería extensiva y está demostrado que matar lobos no soluciona nada. Debemos poner en valor al lobo vivo, desde un punto de vista ecológico pero también social y económico, como un activo importante para revivir el olvidado mundo rural.
WWF ha recordado que esta misma semana el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente publicó los datos de un "censo nacional" del lobo ibérico. Para la organización ecologista, estos datos "no constituyen un verdadero censo nacional, ya que no son más que el conjunto de los censos parciales realizados en las distintas comunidades autónomas, que no han sido realizados con una única metodología ni siguiendo criterios científicos".
"Por eso, los datos no sirven para diseñar un plan de conservación de la especie que realmente contribuya a su conservación a medio y largo plazo", ha denunciado WWF. Así, han pedido la presentación de un censo nacional que no esté encaminado a justificar el incremento de los cupos para abatir lobos y continuar con lo que consideran una "injusta persecución en lugares como Castilla y León".
Por otra parte, apuntan que, ni el optimismo de los datos presentados por el Ministerio puede disimular la dramática situación del lobo al sur del Duero, especialmente en regiones como Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía o Extremadura. "Aunque en esas comunidades autónomas la especie está casi extinguida o tiene una presencia mínima, los gobiernos regionales siguen sin elaborar y aprobar los obligatorios planes de recuperación", ha concluido Del Olmo.