Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Málaga Health apuesta por concertar con sanidad pública europea para traer pacientes a la Costa del Sol

Destaca la importancia de que médicos de prestigio lleguen a la provincia y atraigan a las personas que "los buscan" para tratarse
El presidente de la Fundación Málaga Healh, el doctor Miguel Such, ha resaltado el prestigio que da la sanidad a un destino y también los recursos que puede aportar el turismo sanitario a la provincia de Málaga. Una de las apuestas de la organización, impulsada por cinco malagueños, es firmar convenios para concertar con la sanidad pública europea, de manera que pacientes de países de la UE acudan a tratarse, operarse o rehabilitarse a centros de la Costa del Sol.
Estos conciertos, ha dicho, aportarían un volumen de pacientes "que nos interesa mucho" y ha incidido en la calidad de la sanidad española frente a la de otros países. No obstante, su apuesta pasa por ir más allá, no quedarse solo en Europa, sino atraer pacientes de China, Rusia, Sudáfrica, Argelia o Marruecos; de hecho, ha señalado a Europa Press que algunas clínicas tienen acuerdos con países como Libia o Irak, cuyos pacientes se tratan aquí.
"El mercado ruso puede ser impresionante porque su sanidad es muy inferior a la nuestra y estamos muy cerca, hay vuelos directos; en China, hay 1.200 millones de habitantes y su sanidad está muy atrasada", ha sostenido, al tiempo que ha aludido a países del norte de África, "donde hay gente con mucho dinero".
Según Such, en Argelia o Marruecos hay mucho potencial; de hecho, la Fundación Málaga Health cuenta con una persona que está promocionando el turismo sanitario malagueño en Sudáfrica, Camerún, Nigeria o Zimbabue: "hay cientos de miles de personas con muchísimo dinero y no tienen sanidad y se van a Francia o Inglaterra. Nosotros queremos atraerlos y mostrarles las bondades de la sanidad y del clima, no es lo mismo recuperarse a 18 grados en enero que a tres bajo cero".
La Fundación Málaga Health, tras arrancar y estar el pasado año inmersa en la creación de una página web y en la inclusión en la misma de los datos de todos los asociados, quiere empezar este 2014 posicionándola, difundiéndola y empezando a recibir pacientes, algo que ya ha hecho puntualmente.
Entre hospitales y centros sanitarios la organización cuenta ya con unos 25, a lo que hay que sumar los miembros institucionales como el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía, la Universidad así como colegios profesionales como el de médicos y el de fisioterapeutas.
Such ha resaltado que esta apuesta no es a corto plazo sino todo lo contrario. "Nuestra vocación es difundir la oferta sanitaria de Málaga con resultados a largo plazo, estamos poniendo los cimientos, antes no había nada, lo cual nos llamaba mucho la atención", ha sostenido. Además, ha agregado que no tienen "ninguna prisa sino hacer las cosas bien y poquito a poco".
Con la página web en marcha, aunque en estos momentos cuente con una cuarta parte de los datos que tendrá en un futuro, los responsables de la Fundación Málaga Health quieren tener presencia en las ferias profesionales de turismo de la mano de las instituciones: "nosotros no tenemos dinero para hacer una campaña pero sí queremos que lleven nuestros folletos, los pósters y que se empiece a ver que somos una provincia que es mucho más que sol y playa".
Cuestionado por si la gente entiende qué es el turismo sanitario, el doctor Such, cardiólogo, ha indicado que es "salir del sitio en el que vives para irte a otro a tratar tu salud". Sin embargo, ha aclarado que no se trata sólo de pacientes que estén enfermos sino también aquellos que quieren rehabilitarse en la costa de alguna patología o que pretenda someterse a una operación estética.
"Es irte a Houston a tratarte un cáncer o que alguien venga de Suecia a Valencia para un tratamiento de fertilidad porque hay un centro maravilloso", ha apuntado. Además, ha añadido otro modo de turismo sanitario: cuando la Seguridad Social de Noruega envía enfermos a Alemania a operarse porque allí es más barato. En esto la Fundación quiere hacerse un nombre y vender las bondades de una provincia con una sanidad "muy buena, con hoteles, restaurantes, ocio y un clima espectacular".
Incluso, ha informado el doctor Such, hay países de Europa que incentivan a sus pacientes a ir a otros de la Unión a recibir tratamientos. "Esa es la idea principal de por qué Málaga debe difundirse y promocionarse porque rehabilitarse, operarse o tratarse aquí en enero no es igual que hacerlo en otros países o incluso en otros puntos de España", ha reiterado. Mallorca, Barcelona y Alicante son puntos del país donde los extranjeros realizan turismo sanitario.
La sanidad, ha manifestado, "da prestigio y es una fuente de ingresos muy importante" puesto que agrupa otros servicios necesarios para este tipo de visitante: hoteles, transportes, intérpretes, restaurantes, la familia le acompaña y gasta, hace turismo, compras y el paciente, cuando le dan el alta y mientras acude a las revisiones, "también aprovecha". "No pensemos solo en la persona que está malísima sino en la rehabilitación o en cuestiones que no son graves", ha apostillado.
ATRAER MÉDICOS DE PRESTIGIO
En este punto, se ha referido a la importancia de tener en Málaga centros sanitarios, hospitales e incluso médicos de prestigio. "Hay pacientes que buscan a esos facultativos, que son los que dan prestigio también", ha aclarado. Por ello, en opinión de Such, otra 'pata' debe ser atraer a esos médicos porque supone también "atraer a los pacientes que los buscan".
Ha recordado que en Málaga trata a pacientes uno de los traumatólogos más prestigiosos del mundo, el que operó al futbolista inglés David Beckham, o uno de los mejores cirujanos cardíacos, que lleva dos años acudiendo a la provincia. "Si un médico de Finlandia atrae hacia allí pacientes de todo el mundo pues los puede atraer mucho mejor en Málaga, es mejor venir aquí que ir a Helsinki o a Berlín en enero", ha opinado.
La Fundación Málaga Health no tiene realizado un cálculo de cuánto podría ingresar la Costa del Sol por turismo sanitario porque aún está empezando. No obstante, la media por paciente, calculada por países cuya principal fuente de ingresos es la sanidad de otros países, es de unos 10.000 euros o 13.000 dólares.
Hoy por hoy, esta entidad es un canal que "lo que más cuida es la calidad de los asociados y de todo el sistema: desde el transporte hasta la operación pasando por traductores, hoteles, etcétera". "Nosotros controlamos la calidad, no queremos comercializar ni ser una empresa sino que haya compañías que concierten con la fundación y se encarguen de eso", ha aseverado.
En la filosofía de Málaga Health está el crear competencia entre los propios asociados: "nosotros creemos que la forma de dar más calidad es que exista mucha competencia, muchos hoteles, hospitales y centros que den tratamientos, que haya unos más exclusivos y otros menos para poder llegar a más gente".
Aunque ha reiterado que este es un trabajo de 10 o 20 años, ha admitido que si las instituciones se dan cuenta y les apoyan, al igual que la sociedad, "iremos más deprisa". "Nosotros hemos cumplido el primer objetivo, que se hable de este tema. Es una fuente de riqueza, tiene mucho potencial y nadie lo duda, hay que ser conscientes de que ya estamos en ese terreno y tenemos mucho por hacer", ha concluido.