Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Unidas inicia en Camerún un proyecto para formar a campesinos en nuevas técnicas agrícolas

Manos Unidas de Valencia, con la colaboración de las parroquias de Burjassot y Paiporta, desarrollará este año un proyecto de promoción de la agricultura rural sostenible en el valle de Menchum, en Camerún, con el que pretende formar a campesinos en nuevas técnicas agrícolas, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.
El proyecto trata de mejorar las condiciones de vida de los campesinos con el incremento de su producción agrícola y ganadera, para lo que es necesario la enseñanza de técnicas agrícolas y la distribución de simientes y plantones.
La iniciativa consiste en contratar a formadores e impartir durante tres años clases sobre técnicas modernas de agricultura como la tracción animal, abonos orgánicos, selección de semillas, métodos de secado, transformación y conservación de los alimentos, entre otras, han añadido.
Asimismo, el programa incluye la adquisición y distribución de simientes y herramientas de trabajo, seis vacas para la tracción, 200 pollos, material fitosanitario, prensas para aceite, y un molino de yuca. Igualmente, se construirán corrales y cuadras, se gestionarán micro créditos al uno por ciento para 150 campesinas, se adquirirá equipamiento informático y dos motos todoterreno y se contratará a un coordinador, un asistente de campo y un animador.
Entre los problemas que se resolverán con el proyecto figuran la malnutrición y bajo nivel socio-económico de la población, la falta de financiación del sector agrícola y la pobreza de suelo por las malas técnicas de cultivo. El objetivo del programa, con un presupuesto de 65.677 euros, es mejorar la producción que actualmente es de subsistencia, ha explicado la misma fuente.
Los beneficiarios de la iniciativa son los habitantes de la zona del valle de Menchum, que tienen la agricultura como "único método de subsistencia". "La falta de desarrollo económico obliga a los jóvenes de esta zona a dejar el campo y emigrar a la ciudad donde malviven y por ello se ha incrementado el problema de los niños de la calle y de la esclavitud infantil", ha añadido.
POBLACIÓN DE 40.000 HABITANTES
El valle de Menchum está situado en la región anglófona del noroeste de Camerún, en la frontera con Nigeria, en las llamadas "tierras altas", que tienen una población rural de 40.000 habitantes de los que el 80 por ciento viven bajo el umbral de la pobreza.
Los cultivos tradicionales son yuca, maíz, arroz, soja, judías, cacahuetes, aceite de palma y plátano y el poco excedente de las cosechas se vende en los mercados de Benakuma y Bameda.