Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Unidas celebra el Día del Ayuno Voluntario y la colecta anual contra el hambre

Manos Unidas de Cantabria celebra este viernes el tradicional Día del Ayuno Voluntario, para solidarizarse y denunciar la situación de 800 millones de personas que pasan hambre en el mundo.
Además, la organización católica promueve en las misas de este fin de semana la colecta anual de la Campaña contra el Hambre, que este año cumple su edición número 57, con el lema 'Plántale cara al hambre: Siembra'.
Por otro lado, en la jornada de este viernes, también se efectuará la lectura del Manifiesto contra el Hambre, que este año proclamará Mercedes Rodríguez de la Fuente, hermana del conocido naturalista, Félix Rodríguez de la Fuente.
Según informa el Obispado de Santander, el manifiesto se leerá al término de una misa que se celebrará, a las 20.00 horas, en la iglesia de Santa Lucía y que será presidida por el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge.
Los presentes en el al acto, permanecerán en el interior del templo con velas encendidas en el momento de la lectura del manifiesto, cuya proclamación se efectuará a la misma hora que en otras diócesis españolas, como es costumbre.
El Día del Ayuno Voluntario invita a comer de una manera frugal o a realizar algún tipo de privación con el fin de solidarizarse con los millones de personas que pasan hambre a diario en muchos países del mundo.
PROYECTOS MANOS UNIDAS CANTABRIA
Manos Unidas de Santander y Cantabria ingresó el pasado año 431.925 euros por medio de socios, donantes, parroquias, entidades religiosas, colegios, herencias, así como de actividades solidarias, como bazares. Purificación de la Cal, presidenta de Manos Unidas de Santander, explicó que esta delegación cántabra cuenta con un millar de socios y con 85 voluntarios.
Con estos fondos, desde la delegación cántabra se ha contribuido a desarrollar proyectos contra la pobreza en El Salvador, Ecuador, Ruanda, India, así como en El Congo, la India, Haití y Etiopía. En este último país se ha creado una clínica materno-infantil el año pasado debido al bajo índice de supervivencia tras los partos.
Esta institución de la Iglesia arropará en este año la puesta en marcha un proyecto educativo en La India, en una zona rural y muy pobre en la que se habilitará un internado para mujeres y niñas al que se destinarán más de 73.679 euros. El proyecto se localiza en Jhujumura, una aldea de la Diócesis de Sambalpur, en Odisha (costa oriental de la India).