Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Unidas desea la "pronta recuperación" del religioso español y ofrece su ayuda a la congregación

Manos Unidas ha enviado un mensaje a los compañeros del religioso de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, el español Miguel Pajares, que ha dado positivo en la prueba de Ébola y será repatriado a España en las próximas horas, en el que desean su "pronta recuperación" y la de todos los afectados y se ofrece a la congregación para todo lo que necesite.
Así lo indica el secretario general de la ONG, Rafael Serrano, en un comunicado recogido por Europa Press en el que destaca la "encomiable e insustituible labor" que realizan los Hermanos de San Juan de Dios en numerosos países y desea que el hermano Pajares "mejore rápidamente". "Dios lo quiera así", añade.
Manos Unidas ha colaborado con el hospital de San José de Monrovia en numerosas ocasiones. En 2011 fue precisamente el hermano Miguel quien les dirigió la solicitud de colaboración para este centro sanitario abierto en 1963 y gestionado por los Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.
Según explica la ONG, el trabajo desarrollado por los Hermanos de San Juan de Dios en Monrovia "goza de gran reconocimiento entre la población", sobre todo porque fue uno de los que se mantuvo abierto durante los años de guerra civil (1989-1996 y 1999-2003).
Además, al centro acuden la mayoría de los organismos internacionales para obtener datos estadísticos por llevar un buen sistema administrativo y de registro de datos.
Manos Unidas muestra su agradecimiento a los "miles de misioneros que, repartidos por el mundo, ponen en riesgo sus vidas trabajando por los más necesitados".