Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mato dice estar "abierta" a propuestas para mejorar la gestión del ébola y la oposición pide que admitan errores

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado que tanto ella como el Gobierno están abiertos a recibir propuestas para mejorar la gestión de la crisis del ébola, y desde la oposición han pedido que se admita que hubo errores que propiciaron el contagio de la auxiliar de Enfermería y se haga una campaña de información para "calmar" a los ciudadanos e informar del riesgo "bajo" que hay de infectarse en España.
Durante su intervención en el pleno del Congreso para responder a dos interpelaciones del grupo socialista y Convergencia i Unió (CiU), ha defendido la labor que vienen realizando desde el Gobierno desde que se confirmara el pasado lunes, 6 de octubre, el contagio por ébola de Romero, primera infectada por el virus en España y Europa.
Mato ha justificado también las repatriaciones a España de los dos misioneros españoles con ébola, Miguel Pajares y Manuel García Viejo, ya que se hicieron "por obligación de estado" y "por convicción y solidaridad", y porque tenían "todas las garantías" de que no había ningún riesgo.
Y tras confirmarse el contagio de la auxiliar, la titular de Sanidad asegura que se han tomado "todas las medidas necesarias" y desde entonces han comparecido "por responsabilidad política y moral" para "explicar directamente a los ciudadanos lo sucedido".
"Ha habido una respuesta inmediata y una comunicación diaria. No sé si les ha gustado mi forma de comunicar, pero trabajo de sol a sol para resolver todos los problemas", ha aseverado Mato, que posteriormente en los pasillos del Congreso ha insistido en que "transparencia informativa, toda la del mundo".
Asimismo, cree que está habiendo una comunicación "constante, fluida y permanente" con las comunidades autónomas y los organismos internacionales.
ADMITE QUE ESTÁN VIVIENDO SITUACIONES "DIFÍCILES"
No obstante, y dado que están viviendo situaciones "difíciles y complejas" ante un virus "hasta ahora desconocido", ha pedido el apoyo del resto de grupos y ha reconocido que desde el Gobierno "siempre han estado abiertos a propuestas de mejora si las tienen".
"Con la ayuda de todos los grupos parlamentarios y los medios de comunicación podremos salir de esta situación", ha defendido la ministra.
En este sentido, tanto el PSOE como CiU, autores de sendas interpelaciones, han exigido al Gobierno más formación para los profesionales y una campaña de información ciudadana "rigurosa" para que sepan que el riesgo "real" de contagio en España, que como ha reconocido la ministra, es "extremadamente bajo".
"El riesgo de contagio es muy difícil", ha apuntado la diputada de CiU Conxita Tarruella, que ha pedido al Gobierno que "no se duerma en la complacencia" y ofrezca información "transparente y veraz" a los ciudadanos.
LA GRIPE NO ES ÉBOLA
Además, ha avanzado que el comienzo de la temporada de gripe puede "confundir" a la población, ya que algunos síntomas como la fiebre pueden ser similares. "Hay que decir a las personas que si no han tenido contacto con víctimas no es ébola", ha defendido Tarruella.
También ha pedido esta campaña el diputado socialista José Martínez Olmos, que considera clave informar y "calmar" a la ciudadanía para que "sepan actuar" en esta situación.
Además, el PSOE ha exigido información diaria a los grupos parlamentarios para saber cómo se está afrontando la situación --"y no vale con una llamada de cinco minutos que cuando llega ya no sirve de mucho", según Martínez Olmos--; que nombre al Hospital Carlos III como centro de referencia en enfermedades infecciosas; que incorpore a los médicos de familia y otras sociedades científicas en el Comité Científico creado para este tema, y que reconozca que en el aspecto formativo "no se estaban haciendo las cosas bien".
Del mismo modo, cree que se deben tomar medidas de cooperación para frenar el brote del virus en África occidental, donde ya ha causado más de 4.000 muertes.
Asimismo, este diputado ha defendido que todas esas propuestas de su grupo "son en positivo y no alarmistas" y ha criticado la labor de la ministra, tanto en esta crisis como desde que accedió a la cartera de Sanidad, que la han convertido "en la peor ministra de Sanidad de la democracia.