Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un matrimonio muere con 14 horas de diferencia en el día de su aniversario

Un matrimonio muere con 14 horas de diferencia  en el día de su aniversarioThe Telegraph

Clifford Hartland, murió con 101 años de edad. Su esposa Marjorie a los 97 años. Entre un fallecimiento y otro tan sólo pasaron 14 horas de diferencia. Todo ocurrió en el día que celebraban 76 años de casados. La hija de este matrimonio ha asegurado que su madre expiró por tener "el corazón roto". Ambos pasaron la mayor parte de su vida en Coventry, Gran Bretaña, donde se casaron y tuvieron hijos.

Murieron con 14 horas de diferencia. El suceso ocurrió cuando la pareja cumplía 76 años como casados.  La hija de ellos, Christine ha asegurado que su madre ha fallecido "por tener el corazón roto por el dolor de la pérdida de su esposo", así lo recogen varias fuentes del periódico 'The Telegraph'.
La pareja pasó la mayor parte de su vida de casados en Coventry, Gran Bretaña, donde  ambos trabajaron y formaron una familia.

Cliffor tuvo una historia de guerra increíble y fue uno de los cuatro únicos supervivientes de su regimiento que trabajaban como prisionero.  La pareja se conoció en Cardiff antes de la guerra. Fue amor a primera vista y la pareja contrajo matrimonio en 1938.
Clifford y la hija de Marjorie Christine, de 67 años, ha asegurado que: "No sé cómo papá sobrevivió. Creo que  principalmente fue la  suerte y determinación”.

"En 1942, mi madre recibió una carta del coronel del Regimiento de Costa diciendo que papá había desaparecido, y que seguramente estaría muerto. Ella se negó en rotundo a creerlo, Por ello cada día, en su camino al trabajo, mamá entraba en la iglesia y rezaba para que mi padre llegara a casa. Ella vivió sin él durante cuatro años, pero ella nunca creyó que estaba muerto.", ha aseverado su hija.
Tras volver Clifford a casa pasaron una vida feliz como casados.  Sin duda, un amor que lo único que los ha podido separar ha sido la muerte.