Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Médicos y enfermeros de la sanidad pública piden que el feto sea considerado un paciente

Médicos y enfermeros de la sanidad pública madrileña se han dado cita este sábado a las puertas de la Maternidad de la calle O'Donnell para exigir que el feto sea considerado un paciente "al que hay que proteger y respetar", sosteniendo que "el aborto no es un acto médico", por lo que no debería realizarse en centros públicos.
Según ha informado el colectivo Batas Blancas por la Ciencia en un comunicado, los congregados han insistido en la necesidad de atender los últimos avances científicos, que "permiten conocer con mucha más precisión que hace años las características y acciones humanas del feto en el proceso de gestación".
En el manifiesto leído, han indicado que "los avances científicos permiten definir al 'nasciturus' como un ser humano y no como un mero "ser vivo", algo que no se sostiene desde el más básico conocimiento médico".
Como consecuencia, se muestran satisfechos con el anteproyecto de ley del aborto del Ministerio de Justicia, tildándolo de "paso adelante" para "evitar las prácticas abortivas, así como la banalización del debate".
Los miembros del colectivo entienden que debe haber mayor divulgación sobre el proceso de gestación humana. "Toda mujer tiene derecho a conocer el desarrollo embrionario de su hijo y el sistema por el que, en caso de que una madre quiera abortar, será eliminado", han concluido.