Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio centenar de alumnos denuncian agresiones sexuales en una escuela de kárate

Según publica el diario "El País" los alumnos de la escuela de kárate Torres Baena, en Las Palmas de Gran Canaria, han estado recibiendo mensajes en los que se ensalzaba el sexo y se restaba valor a la familia durante años. Lo han denunciado decenas de víctimas durante la toma de declaraciones de un caso que ahora está bajo secreto de sumario.
El dueño de la academia, Fernando Torres Baena, ex campeón de España, su pareja y una monitora, están en prisión preventiva imputados por abusos sexuales continuados y corrupción de menores. Otros dos profesores se encuentran en libertad bajo fianza.
Tres detenidos y dos imputados
Según el testimonio de medio centenar de víctimas, de 9 a 35 años, los abusos han sido constantes en la escuela desde hace 20 años. El sexo formaba parte del entrenamiento. Según ha tenido conocimiento el citado diario, se fomentaban las relaciones sexuales entre los menores y también entre menores y adultos, relaciones homosexuales y heterosexuales.
Los encuentros se consumaban en la propia casa del director en el municipio de Playa de Vargas, en una urbanización llamada El Edén. No contento con enseñar a masturbarse a niños de 9 y 10 años, mantuvo relaciones con penetración con decenas de ellos. Torres Baena, de 54 años, organizaba tríos, cuartetos y quintetos. Entre esos niños podrían estar las dos mujeres detenidas que habrían pasado de ser víctimas a agresoras: la pareja de Baena, María José G. P.,que entró en la escuela siendo preadolescente, y otra monitora, Ivonne G. H., también en la escuela desde niña.  Las dos aparecieron desnudas en un reportaje de la revista "Interviú" en 2007 junto a otras profesoras y alumnas.
Los otros dos imputados son los entrenadores Juan Luis B. C. y José B. P. Hay profesores que han declarado como víctimas.
El premio, acostarse con el director
Muchos alumnos han declarado que, siendo menores, tuvieron relaciones, a veces consentidas y otras no, con otros menores, y que se les ofrecía como premio acostarse con el director o con su pareja. A los 11 años eran inciados en el sexo con besos y felaciones. Alguno que se negó fue marginado y, finalmente, acabó abandonando la escuela. Las relaciones tenían lugar en el chalet de Torres Baena donde organizaba entrenamientos de fin de semana y de verano.
Mientras algún vecino no da crédito a la historia otros le encuentran relación con su estilo de vida.  "Una hija de Fernando se quedó embarazada a los 16 años de otro alumno del kárate. Pero no imaginé que los adultos también participaran, la verdad", confiesa una de ellas al diario "El País". Torres Baena estuvo casado antes de conocer a María José, y tiene tres hijos de su ex esposa.
El gimnasio Torres Baena estaba en un barrio céntrico de Las Palmas y cerca de tres institutos. Los monitores iban captando alumnos de las escuelas. Algunos han llegado a ser campeones de Europa y del mundo en su especialidad.     LA