Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Melilla dice que el Gobierno de Marruecos está "colaborando" con España "como nunca lo había hecho"

Afirma que por eso no se ha producido una crisis como la de 2005 y precisa que la situación en la valla es ahora "bastante más" tranquila
El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha destacado hoy la ayuda de Marruecos para hacer frente a la presión migratoria sobre España y ha afirmado que el Gobierno marroquí "está colaborando como nunca lo había hecho" en la materia.
En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Imbroda ha querido dejar claro que los últimos asaltos de inmigrantes que han intentado saltar la valla de Melilla este mes de agosto no tienen "nada que ver" con las "grandes avalanchas" ocurridas en 2005, cuando el Ejecutivo del país vecino "no hacía nada" para impedir esa situación. En la actualidad, la situación es "bastante más" tranquila", asegura.
De hecho, ha atribuido a la colaboración marroquí que se haya conseguido "frenar" la explotación por parte de las mafias que trafican con inmigrantes de una nueva ruta de entrada a España por el Peñón de La Gomera y las Islas Chafarinas.
Imbroda ha indicado que "lo normal" sería que el más de medio centenar de inmigrantes que consiguió entrar en Melilla en los últimos asaltos a la valla fuera repatriados a sus países de origen, aunque ha indicado que es posible que algunos sean enviados a la Península.
Aunque reconoce haber tenido una postura "bastante crítica" con Marruecos, Imbroda admite que el Gobierno dirigido por el islamista Abdelilah Benkirán está "actuando bien" con España, en comparación con el anterior Ejecutivo de Abbas el Fassi, con el que el PP tuvo "altibajos".
Hoy sin embargo la relación con el actual Gobierno marroquí es otra, en parte porque el Ejecutivo de Mariano Rajoy "está dejando las cosas claras de lo que es una relación estrecha pero leal".