Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez (UGT) exige "un cambio de rumbo" en política europea y dice que más que candidatos importan las propuestas

Insiste en el plan que, con un coste de dos billones al año, quiere crear entre nueve y 11 millones de empleos en 10 años en la UE
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha exigido "un cambio de rumbo" en la política europea de cara a las próximas elecciones del 25 de mayo y ha incidido en que más que los candidatos que concurrirán a estos comicios importan las propuestas que realicen.
"En este momento, más allá de los candidatos, y sobre todo en Europa, lo que importan son las propuestas políticas", ha recalcado en rueda de prensa en Málaga, donde ha asistido a la asamblea de UGT-A en la que participan más de un millar de delegados de esta organización.
Así, ha indicado que UGT, dentro de la Confederación Europea de Sindicatos, va a jugar "un papel activo y dinámico" para defender una propuesta: un plan de inversiones equivalente al dos por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea (UE), que se desarrollaría en 10 años y que permitiría generar entre nueve y 11 millones de empleos "de calidad" en todo el continente.
Este plan costaría dos billones de euros al año, una cantidad, a su juicio, "razonable". "La cifra de fraude fiscal en Europa equivale a un billón de euros y, además, entre la Comisión Europea y los gobiernos, en cinco años, se han invertido cinco billones en el saneamiento de las entidades financieras", ha indicado.
Méndez ha informado de que ya han solicitado una entrevista con el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, para presentarle este plan, al igual, ha dicho, que se está haciendo en otros países de cara a las elecciones al Parlamento Europeo.
Por todo ello, ha reiterado que la valoración de los candidatos al Parlamento europeo será "según su posición al plan propuesto, no respecto a la persona". No obstante, ha sostenido que hay que "exigir un cambio de rumbo", al tiempo que ha considerado que la etapa de recuperación económica "no puede ser la continuación de políticas de austeridad porque entonces no avanzaremos hacia la recuperación".